| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Mbappé y Carrasco, disputando un balón.
Mbappé y Carrasco, disputando un balón.

Una gran Francia remonta para jugarse con España la final de la Nations League

El equipo galo, con goles de Benzema, Mbappé y uno de Theo Hernández en el minuto 90, se impuso a Bélgica (3-2) en una extraordinaria semifinal que tuvo de todo.

| Agustín Díaz Deportes

Pues parece que, al menos, los cuatro equipos participantes se están tomando en serio esta fase final de la Nations League. Lo hizo, por supuesto, la España de Luis Enrique, que ayer se impuso claramente a una más que digna Italia, que jugó toda la segunda parte con uno menos. Y lo de esta noche en Turín no ha sido menos. Nada menos. 

La segunda semifinal se la llevó Francia (3-2) ante Bélgica después de un fantástico partido que tuvo de todo. Bélgica fue clarísimamente superior en el periodo inicial, pero todo cambió tras el descanso. El dominio de la selección de Roberto Martínez sobre el equipo galo fue parecido al que infringió la selección nacional sobre Italia el miércoles. 

El madridista Hazard estuvo muy combativo durante todo ese primer tiempo, aunque los belgas tuvieron que esperar al final del periodo para certificar con goles la evidente superioridad. Primero fue el jugador del Atlético de Madrid Yannick Carrasco tras un buen disparo en su jugada típica que no pudo detener Lloris. Pero mucho mejor fue el segundo tanto belga, un golazo de Lukaku, que se escapó, sin tocar el balón, de Lucas Hernández para batir la portería gala de fantástico derechazo. 

Pero algo pasó en el vestuario porque Francia salió al segundo tiempo como una auténtica apisonadora y metió a Bélgica en su propia área. Así llegó un extraordinario golazo, el de Benzema, a quien nada le importó que estuviera rodeado de defensas belgas para batir a su compañero de equipo Courtois. 

El empate francés lo consiguió Mbappé de penalti, una pena máxima que provocó Griezmann y que el árbitro solo vio con la ayuda del VAR. Cuando todo parecía que iba encaminado a la prórroga ocurrió lo increíble en solo minuto y medio. Primero, un gol anulado a Lukaku por fuera de juego. Justo después, una falta que Pogba estrelló en la cruceta. Y ya en el 90, el tanto de la victoria francesa que llegó gracias a Theo Hernández, en su segundo partido como internacional. Un final espectacular para un partido extraordinario. El domingo, a las 20:45, España y Francia se jugarán relevar a Portugal en lo más alto de la Nations League.