25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Luis Suárez, marcando de cabeza el gol del Atleti ante el Getafe.

Luis Suárez garantiza que el Atleti termine 2020 como líder de Primera

Un solitario gol de cabeza del delantero uruguayo da los tres puntos del Atlético de Madrid ante el Getafe (1-0), en un encuentro en el que el equipo de Simeone no brilló como acostumbra.

| Agustín Díaz Deportes

Era un partido de grandes números. Simeone, el hombre que cambió la historia del Atlético de Madrid, sumaba su partido 500 como entrenador colchonero. Una auténtica barbaridad, no vista por estos lares. Nueve años desde que el argentino llegó para salvar a un Atleti que coqueteaba con el descenso. Y lo celebró de la mejor manera que sabe: con una nueva victoria. 

Más cifras: El Getafe lleva 17 partidos consecutivos, justo desde que llegó Simeone al banquillo colchonero, sin marcar un gol al Atleti. Así como suena. Lo más que ha sacado de estos encuentros es un par de empates sin goles, pero jamás ha conseguido transformar un gol, con lo fácil que parece a ratos. En esos partidos, el Atlético ha marcado 34 goles, con el de Luis Suárez, en el duelo más desequilibrado que existe entre dos equipos de la máxima categoría del fútbol español. 

Con la victoria por la mínima ante su vecino del sur, el Atlético de Madrid acabará el año como líder de LaLiga, a la espera de lo que haga en un par de horas el Madrid en Elche. Aunque el equipo blanco consiga ganar a los ilicitanos, ambos equipos capitalinos concluirían este nefasto 202o con 35 puntos, aunque los de Simeone habrán disputado dos partidos menos que los de Zidane. 

El Atlético, de nuevo con Lemar en el once inicial y con Vrsaljko en el lateral derecho en sustitución del sancionado Trippier, ganó, pero sin el brillo de los últimos encuentros. De hecho, durante gran parte del juego, el Getafe mereció, como mínimo, conseguir un empate, que nunca llegó. 

La primera ocasión del Atleti fue, precisamente, de Lemar con un fantástico disparo que acabó en el palo de la portería del Getafe. La jugada clave de todo el encuentro llegó en el minuto 20, cuando una falta lanzada al área encontró a Luis Suárez que, girando la cabeza de manera magistral, consiguió batir a Rubén Yáñez. El octavo gol en lo que va de campeonato de un delantero que seguirá marcando por muy cojo que esté. 



El Getafe se rehizo muy pronto después del gol y pasó a dominar el encuentro. Sin demasiadas oportunidades, sin inquietar demasiado a Oblak, pero con un control sobre un Atleti desconocido, un equipo al que el propio empuje del Getafe le hizo ceder. 

En esa misma dinámica, y con Cucurella como martillo pilón por la banda izquierda, continuó el encuentro en la segunda parte. Ninguno de los dos equipos dispuso de oportunidades clarísimas de gol, pero la mayoría de los ataques del equipo de Bordalás daban más miedo que los del Atlético. 

Mediada la segunda parte, Simeone retiró a un insulso Joao Félix, que desaprovechó un nuevo partido. Las cámaras buscaron cualquier gesto negativo del portugués, pero, en esta ocasión, no se produjo. En los últimos minutos, entró Giménez, que regresaba después de lesión, por Luis Suárez y el Atlético comenzó a defenderse con la pelota. Y así, concluyó el encuentro que sigue dejando a los colchoneros en lo más alto de la clasificación.