| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Varios jugadores del Atlético, contrariados durante el partido ante el Milan.
Varios jugadores del Atlético, contrariados durante el partido ante el Milan.

Las cuentas del Atleti para pasar a octavos: ya no depende de sí mismo

Después del desastre ante del Milan, el equipo rojiblanco ha de ganar en Oporto el martes 7 de diciembre y esperar a que el Liverpool puntúe en San Siro. De ganar ambos, decidirán los goles.

| Agustín Díaz Deportes

A día de hoy, el Atlético de Madrid está fuera de Europa. Es último de su grupo de Champions a faltan tan solo de un partido para que se cierren los cruces de octavos. El equipo de Simeone sigue teniendo opciones de clasificarse, pero ya ni siquiera depende de sí mismo. La eliminación europea está en el deprimido ambiente rojiblanco más cerca que nunca, y lo primero que perdería el club serían los 10 millones de euros que la UEFA paga por clasificarse entre los 16 mejores equipos de Europa. 


Lo primero que hay que decir es que el Atlético es último de su grupo por méritos propios. En Liverpool, como el año pasado ante el Chelsea, no compareció y solo en el Metropolitano ante el conjunto de Klopp brilló, pero en aquel momento la expulsión de Griezmann frenó por completo su progresión. 

Pero es que ante el Milan ha sido muy inferior en los dos partidos. En San Siro fue barrido del campo en la primera media hora de un encuentro que se arregló por la expulsión de Kessie y el arranque final de orgullo que acabó con el gol de penalti de Luis Suárez en la prolongación. Es más, el Oporto, con el que empató a cero en el Metropolitano, estuvo a punto de llevarse la victoria de Madrid. 

Y el partido de ayer fue realmente decepcionante. El equipo italiano fue muy superior sobre el campo y el postrero gol de Messias Junior solo hizo que confirmar el dominio total del juego. Los jugadores de Simeone, y el propio técnico argentino, estuvieron nerviosos durante un encuentro en el que, sabiendo que el Liverpool ganaba con solvencia al Oporto, daba lo mismo empatar que ganar. Pero lo que no se podía permitir el equipo, que era perder, ocurrió. 

Ese resultado mete por completo en la pelea al brillante Milan y deja al Atlético sin depender de sí mismo. El equipo rojiblanco debe ganar en Oporto para adelantar al club portugués, que le sigue sacando un punto después de las derrotas de ambos ayer, y ha de esperar a ver qué ocurre en Milan con el Liverpool. 

Como Atlético y Milan están empatados a todo, en caso de la victoria de ambos habría que recurrir a los goles marcados y encajados. Para clasificarse de ese modo, el equipo rojiblanco tendría que ganar por un gol más de diferencia de lo que lo haga el equipo italiano. Por tanto, al seguidor colchonero le toca rezar para que, el próximo martes 7 de diciembre, el Atleti gane en O Dragao al combativo Oporto y que el Liverpool, que ha ganado los 5 partidos disputados, continúe con su racha y, al menos, no pierda en San Siro.

No parece imposible, pero las sensaciones que proyecta la mejor plantilla de la historia del Atlético de Madrid no son nada positivas. Veremos.