| 27 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez y Úrsula Von de Leyen, en mayo
Pedro Sánchez y Úrsula Von de Leyen, en mayo

Los reiterados avisos de Europa a Sánchez que caen en saco roto

Bruselas no deja de auxiliar a Sánchez en casi todo, pero le ha lanzado grandes advertencias durante un año que no puede seguir desatendiendo.

| ESdiario Editorial

 

Como un goteo incesante, Europa ha ido señalando las decisiones más polémicas del Gobierno de Sánchez durante el último año y, sistemáticamente, Moncloa las ha ignorado o esquivado. Sus recomendaciones económicas insisten, por ejemplo, en la contención de la deuda y el déficit, pero Sánchez aprovecha la suspensión de las reglas fiscales hasta 2024 para aumentar el gasto público como nunca.

Bruselas ha pedido también que se resuelvan los 379 crímenes de ETA pendientes de respuesta; pero el Gobierno ha aprobado con Bildu una polémica Ley de Memoria Democrática que avanza en el camino contrario.

 

El Grupo Greco, dependiente del Consejo Europeo, se ha insistido en apartar a la política del Poder Judicial y ahondar en su independencia, pero el Gobierno ha optado por “conquista” el Tribunal Constitucional de la mano de ERC.

La baja ejecución y el poco control de los Fondos Europeos o la fiscalidad populista impuesta a la Banca y el sector energético son otros puntos de preocupación en Bruselas que Sánchez ignora, pero que tendrán consecuencias graves a corto plazo.

La subida de los tipos de interés y la recuperación de la disciplina fiscal serán, cuando se reduzca el “dopaje económico” derivado de la recaudación excesiva por la inflación y de los Fondos Next Generation, letales para la economía española en términos de caída del consumo interno; concesión de crédito; tasa de paro y freno a las exportaciones. 

Clima electoral

Si a todo ello se le añade la crisis energética, que pude incluir problemas de suministro desde otoño y prolongará hasta tres años sus elevados precios según los expertos, el panorama es muy inquietante.  Y no ayuda la negativa del Gobierno a gestionar la realidad, en una huida hacia adelante condicionada por el calendario electoral: en 2023 habrá Elecciones Autonómicas y Municipales en primavera y Generales a finales de año.

Eso explica la resistencia de Sánchez a impulsar reformar y a impulsar un gran pacto nacional con la oposición. Y hará que las heridas de esta crisis sean más profundas y duraderas. Aunque quizá él ya no las vea desde la Presidencia y quizá eso lo explique todo.