21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Isabel Díaz Ayuso y Juanma Moreno
Isabel Díaz Ayuso y Juanma Moreno

La chapuza sanitaria y política de Sánchez con Madrid y Andalucía

El sectarismo de Moncloa no tiene límites y encuentra en el maltrato a Madrid y la indiferencia hacia Andalucía su mejor ejemplo, mientras se doblega ante la Generalitat.

| ESdiario Editorial

 

El Gobierno publicó este fin de semana en el BOE la norma que obliga a las Comunidades a aplicar restricciones severas en la hostelería si la tasa de incidencia supera los 150 casos. Básicamente, se limitan los horarios y la ocupación interior y exterior, con un cierto galimatías de cifras y medidas que en resumen devuelve al sector a hace seis meses, pese a que sus cifras epidemiológicas son significativamente mejores.

Lo inaudito es que Sanidad adopte ahora medidas que no adoptó con el Estado de Alarma vigente, en plena temporada turística y con cifras mucho más benévolas: la tasa de incidencia acumulada está en 102 casos en los últimos 14 días y el número reproductivo (la capacidad de contagio de cada contagiado) en 0.91, por debajo del umbral de peligro.

 

Y aún hay algo más sorprendente: la norma no fija claramente cuándo se tiene que empezar a aplicar ni tampoco cuándo finaliza. O al menos eso interpreta el PSOE vasco, que ante la protesta del Gobierno de Urkullu (uno de los seis que se opone a esta imposición) ha asegurado que cada Comunidad puede interpretar la medida con arreglo a su criterio.

Esa reacción del propio PSOE, al rescate del PNV, contrasta con la dureza de la ministra de Sanidad con respecto a Madrid, advirtiendo de la obligatoriedad de aplicar una norma que nadie entiende en un momento en el que España se juega la campaña de verano de turismo. ¿Es válida con Ayuso pero no con Urkullu o Aragonés?

Es inaceptable que Sánchez asfixie o castigue a Madrid o Andalucía mientras cede en todo con la Generalitat

Madrid tiene una incidencia acumulada a 14 días de 147 casos y de solo 62 en la última semana, lo que demuestra una vez más el sinsentido y el maltrato desde Moncloa, que antepone por enésima vez su sectarismo político al sentido común. Y lo hace incluso en plena campaña de recuperación del turismo, emitiendo un mensaje nada positivo para los posibles visitantes extranjeros. 

Arbitrariedad tras arbitrariedad

Ante este nuevo desmán,  las Comunidades pueden presentar recurso ante la Audiencia Nacional. Una vez más, el Gobierno de España oscila entre desaparecer en los peores momentos y luego judicializar la gestión de la pandemia con espurios objetivos.

La arbitrariedad del Gobierno con las Comunidades se resume en su respuesta sanitaria a cada una de ellas, idéntica a la política: mientras Sánchez recibirá a Aragonés este mismo mes; lleva dos años y medio sin reunirse con el presidente de Andalucía (lo hará finalmente el 17 de junio) o aplicando la asfixia a Madrid, sin tomar nota de la contundente respuesta de los madrileños el reciente 4M.