26 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Luis Rodríguez Zapatero
José Luis Rodríguez Zapatero

Balas para Zapatero: el "efecto llamada" provocado por Sánchez e Iglesias

Convertir a perturbados en representantes de partidos políticos ajenos a los hechos demuestra la falta de límites del PSOE y Podemos. Y siembra un peligro que no va a desaparecer.

| ESdiario Editorial

 

El expresidente Zapatero es el destinatario de la séptima carta con amenazas de muerte que recibe en menos de una semana un alto cargo público en activo o retirado, en una espiral ciertamente preocupante que han magnificado algunos dirigentes por perversas razones electorales, provocando con ello un probable "efecto llamada".

El paquete, como todos los anteriores a excepción de uno, llevaba munición de distintos calibres, en un evidente intento de asustar y coaccionar a sus receptores: Pablo Iglesias, los ministros Reyes Maroto y Fernando Grande Marlaska, Isabel Díaz Ayuso y, por dos veces, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

 

La demagogia desplegada por el PSOE y Podemos, que han intentado convertir estos lamentables episodios en el epicentro de su campaña, acusando a VOX y hasta al PP de ser responsable de todo, ha desplazado un debate sosegado sobre los hechos.

Porque tan lamentable es utilizarlos para estigmatizar en falso a un rival como ignorar su gravedad: aunque sean individuos anónimos, probablemente trastornados y a título personal, son un síntoma del deterioro que padece la vida pública.

La retórica guerracivilista ha llegado para quedarse, con el irresponsable estímulo de Pedro Sánchez

Todos deben ayudar a frenar esa escalada y a perseguir y aislar a los autores. Urge relajar la crispación, con el riesgo de que se traslade a la calle, a la vida pública. Pero la máxima responsabilidad es de quienes han visto en estos hechos una oportunidad política: mientras Ayuso le ha restado importancia; todo el PSOE y todo Podemos han generado una crisis política irresponsable.

La realidad es que el único detenido hasta ahora, el remitente de una navaja a Reyes Maroto, ha sido ya puesto en libertad y probablemente no sea ni juzgado: su trastorno psíquico, que le llevó también a amenazar al presidente turco Erdogan, le hace inimputable casi con total seguridad.

Que con esos mimbres la izquierda haya intentado aprovechar para resucitar la dialéctica guerracivilista más burda, indica una falta de límites preocupantes y sugiere cómo va a ser la política española en los próximos años. Quizá nada más cerrar las urnas en Madrid, si se confirma la aplastante victoria de Ayuso que presagian todos los sondeos.