| 06 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Cinco meses y un día… una condena para Orihuela

Desde el 25 de abril gobierna en Orihuela la izquierda de PSOE y Cambiemos bajo las órdenes de Alcántara-Cs, y nuestro municipio vuelve a estar sumido en ese estado de confusión

Este “Gobierno Desatascador” que ha unido a la desnortada izquierda de Orihuela (PSOE y Cambiemos/Podemos), con los interesados de Ciudadanos y Alcántara, nos tiene exprimidos, condenados. Unos necesitan estar, tener presencia y protagonismo y los otros necesitan lo de siempre, sus negocios, y eso solo lo pueden hacer con quien se lo consiente para seguir todos chupando del bote.

Cinco meses después, seguimos sin presupuestos. Cinco meses después, seguimos sin ninguna iniciativa nueva. Cinco meses después, seguimos aguantando mentiras, chulerías e insultos a la inteligencia de los oriolanos. Cinco meses después todo lo que dicen que han desbloqueado es lo que dejamos preparado.  Pecando de inmodestia, tengo que decir que, si ésta no va a ser una legislatura perdida, lo será por el trabajo que dejamos hecho durante los siete años que hemos gobernado pese a todas las adversidades sufridas.

 

Cinco meses después, les seguimos preguntando: Qué pasa con el suelo industrial del Parque Empresarial, qué pasa con el Palacio de Rubalcava, con La Antigua Caja de Monserrate, con Las Norias, con el proyecto del Centro Cívico de la costa, con la Plaza de la Iglesia de La Matanza, con Marqués de Lacy de La Murada, con los Pluviales de costa (La Zenia y del CEIP Playas de Orihuela), con el Puente de Lomas de Cabo Roig sobre la AP7, con el Centro de Trabajo de RSU en la costa, con las depuradoras, con la adecuación de zonas deportivas pendientes (gradas en el CDM de la costa, en La Murada y otras), con la Losa del AVE y Marqués de Molins, con las Instalaciones Deportivas de Molins, con las obras de Drenaje Urbano Sostenible en la ciudad, en la costa y en Molins, con las obras del + Cerca y Planifica en Duque de Tamames y otras… , con las obras de la EDUSI, del EDIFICANT, las subvenciones de Fondos Europeos Next Generation(que dejan perder), qué pasa con el Plan de Acción Territorial, con las Infraestructuras Hidráulicas, de Comunicación Viaria y de Reactivación Económica (del RenHace y otros), con los Consultorios Médicos de Correntías y Virgen del Camino, con el Centro Cívico/Auditorio de La Murada, qué pasa con esos contratos de mantenimiento pendientes durante tanto tiempo para prestar a la ciudadanía los servicios básicos que merece, etc. etc...

Orihuela necesita despertar de una vez, se merece y necesita quien trabaje reclamando la atención de sus necesidades y defendiendo sus intereses

Les recordaremos a todos que este “Gobierno Desbloqueador” ya ostentaban las concejalías responsables (aunque mejor les deberíamos llamar concejalías que tenían las competencias, porque la responsabilidad como tal nunca la han ejercido, desgraciadamente), eran las concernientes con obras, infraestructuras, urbanismo, planeamiento y recursos humanos, todas ellas en manos de concejales de Ciudadanos (Alcántara) que hoy todavía mantienen para su provecho, no para servir sino para servirse.

Hace cinco meses que gobierna de nuevo en Orihuela la izquierda del PSOE y Cambiemos/Podemos bajo las órdenes de Alcántara (hoy bajo las siglas de C’s y con otras marionetas), y nuestro municipio vuelve a estar sumido en ese estado de confusión que tanto les interesa a los parásitos oportunistas que aquí se instalaron hace tiempo y ahí siguen: “A río revuelto, ganancia de pescadores”.

Orihuela necesita despertar de una vez, Orihuela se merece y necesita quien trabaje reclamando la atención de sus necesidades y defendiendo sus intereses, gente que de verdad quiere a Orihuela con honestidad y con la generosidad de trabajar desinteresadamente por nuestra ciudad, por nuestro municipio con SERIEDAD, RESPONSABILIDAD, HONESTIDAD Y RIGOR.

En mayo, volveremos a tener la oportunidad de elegir a nuestros representantes para los próximos cuatro años, los que hay buscarán el servilismo y el clientelismo, haciéndonos cada vez más sumisos, más pobres y menos libres, será momento de actuar con la cabeza, con generosidad y con altura de miras, pensando en el interés general, nos jugamos muchísimo.

Cinco meses y un día. Parece una condena y sin duda para Orihuela lo es, pero ya solo nos quedan ocho meses más, hasta mayo de 2023. Por el bien de todos, eso espero y deseo.

  • Emilio Bascuñana Galiano
  • Exalcalde de Orihuela