| 07 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Aunque la mona se vista de seda, se le van a ver los pelos

Si el mercado del dinero no fuera rentable para los bancos ¿Quién nos iba a vender dinero al común de los mortales? ¿Qué empresario va a querer estar en algo que no renta suficiente?

| Sergio Morales Edición Elche

Feliz fin de semana. Último fin de semana de julio, ese mes que empezó con las fiestas de San Fermín y acaba con la vista puesta en las vacaciones y en que nos va a "pillar el toro" y quedarán cosas por hacer hasta septiembre.

Agosto llega, como siempre, con esa imagen de que se acaba el mundo, hay que terminarlo todo porque España se cierra. Sólo funciona, a partir de la segunda semana, lo que tiene que ver con el turismo. Aunque hay empresas abiertas, la parte logística y del transporte está "aletargada" y eso afecta a todos los sectores. En general, más vale aprovechar estos días para darnos algo de descanso, porque son muy poco productivos.

Han salido los datos del paro y... ¡Eureka, son maravillosos! Nos hemos olvidado que el número tan optimista que nos ofrece, contempla como empleados a los que están sin empleo porque trabajan con un contrato "fijo-discontinuo", ya no aparecen como parados, sino como empleados, aunque estén cobrando el desempleo. Me llama mucho la atención que los periodistas, expertos en economía, ahora ya no hacen mención a este punto y se dejan llevar por la ola de optimismo del Gobierno. Estamos en números que no recordábamos desde el 2008. Por favor una ley de "memoria sociolaboral" para estos asuntos.

La Justicia vuelve, en estos días, a alcanzar protagonismo. Por un lado la Audiencia Nacional abre una nueva causa contra Juan Carlos Monedero, por otro, el nuevo fiscal general está en el debate sobre la prescripción del caso Miguel Angel Blanco, por otro lado, Dña. Laura Borrás, Presidenta del Parlament de Cataluña, se ve obligada a abandonar su puesto, al ser suspendida por la Mesa del Parlament. Además, esta semana supimos que el Supremo ratificaba la sentencia del caso ERE, afectando a personajes del PSOE tan principales como Chaves y Griñán. Pero todos, todos, se consideran HONESTOS, delincuentes, pero HONESTOS. Aunque la mona se vista de seda, se le van a ver los pelos igualmente y, esta realidad, es la que intenta e intentará tapar nuestro "amado Presidente". Imagino que tiene en cuenta que aún le queda por soportar más de cien causas relacionadas en este desagradable asunto. Dadas las circunstancias hay parte del mundo de la política que espera que se aplique una moción de autocensura a sí mismo, pero no, parece que no va a ser así.

Se celebró nuevamente una reunión de la "mesa del diálogo". Me hace gracia ver que todos salen de acuerdo y conformes y esto se debe, principalmente, a que cuando los catalanes dicen que ellos quieren llegar a un proceso secesionista, que lo dicen, nadie del Gobierno tiene la entereza suficiente para decirles que no, que eso no llegará nunca. Con Rajoy, cada vez que se llegaba a este punto en las conversaciones que tuvo con dirigentes catalanes, él ofrecía la misma información: "Es inconstitucional y eso mientras estemos en el Gobierno, no se va a producir", lo cuenta el referido, en su libro "Una España mejor".

Si tuviéramos el dinero en casa, en ausencia de los bancos ¿Cómo sería la delincuencia en las calles, sabiendo que en los hogares hay dinero?

Ayer tomaba café con una persona que se echaba las manos a la cabeza porque los bancos ganaban dinero. Me permití explicarle algunos puntos importantes sobre este asunto, a saber:

- Que ganen dinero los bancos garantiza el futuro de nuestro dinero, el que tenemos en los bancos y el que necesitamos que nos presten. Se imagina usted entidades deficitarias. Ya las tuvimos, recuerde la crisis financiera del 2008 en adelante, época en la que peligró el dinero que los españoles teníamos en el banco y momento en el que el Estado tuvo que salir al rescate del sistema financiero, so pena de que fuéramos a los cajeros y no pudiéramos obtener ni un solo euro o un racionamiento de los mismos (corralito).

- Si el mercado del dinero no fuera rentable para los bancos ¿Quién nos iba a vender dinero al común de los mortales? ¿Qué empresario va a querer estar en algo que no renta suficiente? ¿Considera que podemos volver al "trueque"?

- ¿Podríamos vivir sin estas entidades financieras, como intermediarias en las actividades de cobro y pago que realizamos cada día?  Recuerde la cantidad de operaciones que le facilita la acción bancaria. ¿Se ve usted haciendo cola en Iberdrola para pagar el recibo? Yo he vivido eso, usted quizá sea muy joven y no lo recuerde.

- Si tuviéramos el dinero en casa, en ausencia de los bancos ¿Cómo sería la delincuencia en las calles, sabiendo que en los hogares hay dinero? Imagínese que los delincuentes saben que en todas las casas hay dinero. Viviríamos como en los tiempos de "José María el Tempranillo".

Son cuestiones muy simples, no me quiero ir a puntos más complejos.

En estos días, GLOVO ha recibido una buena "reprimenda económica" por mantener su situación con los "Rider". Glovo había sido acusado por sus competidores por incumplir la Ley Rider. No le ha salido bien el tiro y tendrá que "aflojar pasta" o hamburguesas, depende lo que lleven en la "mochila".

Las calles de nuestras ciudades están llenas de turistas, esos señores que miran los rincones por los que pasamos nosotros todos los días, como si estuvieran viendo un milagro histórico y, frente a ellos, un guía que cuenta cómo allí se decidió tal o cual hecho histórico en el año 1.700, y tú lo oyes y dices pero si en este hueco están los contenedores de basura de octubre a marzo de cada año... Pero la vida de las ciudades es así en estos días. Y si te acercas a la playa la ves plena de personas sentadas en una arena que quema, bajo una sombrilla que da calor, mirando al agua como el que mira un milagro, dispuestos a darse un chapuzón y volver inmediatamente a la sombrilla a ponerse morenos. 

Ustedes revisen el comportamiento que tenemos los humanos en esta época. En cualquier punto de la ciudad, que no sea su casa con aire acondicionado, hace un calor insoportable, no digamos ya en la playa, que no hay sombra, he aquí la gracia de la playa, que tiene que dar el sol, que la temperatura es la más alta que en cualquier otro punto de la ciudad. Pues nos vamos allí, porque hace calor. Alguien tendrá las explicaciones, seguro, yo no. Yo voy a la playa porque lo dice mi mujer que es una razón indiscutible, pero no voy porque considere que allí esté mejor, porque se está infinitamente mejor con el aire acondicionado en casa.

Disfruten del fin de semana. Sean prudentes que el verano suele abrir la puerta de los excesos.

Como siempre, servidor de ustedes...

Sergio Morales Parra