21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Líderes G7
Líderes G7

La economía se coordina para que las multinacionales paguen un impuesto mínimo

El G-7 aprueba imponer a las grandes empresas un tipo mínimo universal del 15%. Quieren que las empresas tributen donde venden sus productos o servicios y no donde declaren beneficios.

| R. Martínez Empresa

Los ministros de Finanzas del G7 (Canadá, Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido) han alcanzado  un «histórico» acuerdo para fijar las bases de la nueva fiscalidad internacional mediante la instauración de un impuesto mínimo universal del 15% para las grandes corporaciones.

El ministro de Finanzas británico, Rishi Sunak, explica que se busca construir un campo de juego equilibrado para las empresas globales. «Tras años de debate, los ministros de Finanzas del G7 han alcanzado un acuerdo histórico para la reforma del sistema fiscal global para que se ajuste a la era digital global», señala Sunak.

Empresas globales como Amazon, Google o Facebook serán las más afectadas, ya que ahora legalmente pueden tributar en un país con condiciones fiscales ventajosas el negocio que generan en otros países. Con este cambio, los países ricos buscan evitar una «carrera a la baja» en las políticas fiscales. Además, esta norma pretende que las empresas paguen en los países en los que venden sus productos y servicios y no en donde declaren sus beneficios.

La iniciativa es «para ajustarse a la era digital global, pero sobre todo para garantizar que las empresas adecuadas paguen los impuestos adecuados en los lugares adecuados y ese es un premio enorme para los contribuyentes británicos», insiste destacado Sunak.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, añade que «esta tasa mínima global pone fin a la carrera a la baja del impuesto de sociedades y garantiza justicia para la clase media y los trabajadores de Estados Unidos y de todo el mundo».

La decisión de los ministros de Finanzas del G7 será confirmada la semana que viene en la cumbre del grupo, que se celebrará del 11 al 13 de junio. Y forzará un acuerdo en las negociaciones formales que se están desarrollando en el G20 y en la OCDE.

En este sentido, Estados Unidos rebajó sus aspiraciones sobre un impuesto mínimo de sociedades a escala global, reduciéndolas del 21% al 15%, para facilitar un acuerdo.

Para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el acuerdo del G-7 «permitirá una mayor contribución de grandes compañías mundiales». «Avanzamos hacia un nuevo sistema fiscal para la era digital global», proclama en su cuenta de Twitter.