| 20 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Alitas de pollo al horno
Alitas de pollo al horno

Cómo hacer alitas de pollo al horno crujientes

¿Sabes cómo preparar unas deliciosas alitas de pollo crujientes al horno? Sigue leyendo en ESdiario te contamos cómo hacer esta famosa receta americana.

| Elena Bellver esTendencia

Preparar alitas de pollo al horno es una receta sencilla y más ligera al no tener que añadir tanto aceite como cuando se fríen en la sartén. Además las alitas de pollo son más jugosas que otras partes del pollo como la pechuga.

Las alas de pollo, tienen 217 calorías por ración de 100 g, 18 g de proteínas y 15 de grasa. Son una buena fuente de B3 (9,18 mg) y también aportan vitamina A (44 ug) y 12 mg de calcio.

Las recetas de alitas de pollo son versátiles, admiten  muchas variaciones según los gustos y las preferencias. Puedes probar diferentes adobos y salsas hasta encontrar tu combinación favorita.

Historia de las alitas de pollo

alitas de pollo al horno crujientes

Las alitas de pollo crujiente tienen una historia fascinante que se remonta a décadas atrás. Aunque las alitas de pollo fritas siempre han sido un plato popular en la cocina sureña, el concepto de cocinarlas en una deliciosa salsa picante nació en 1964 en el Anchor Bar en Buffalo, Nueva York.

Fue allí donde Teressa Bellissimo, propietaria del lugar, ideó una forma ingeniosa de aprovechar las sobras de alitas cocinándose en una salsa picante, convirtiéndolas en un tentempié para su hijo y sus amigos.

El resultado fue sorprendente. Los jóvenes quedaron encantados con el sabor y la textura de las alitas cubiertas en esta nueva y sabrosa salsa. Tan emocionados estaban que Teressa y su familia decidieron incluirlas en el menú al día siguiente.

Las "Buffalo Wings", como las llamaron, se servían acompañadas de rodajas de apio y una salsa de queso azul que complementaba su sabor, convirtiéndose en un éxito instantáneo.

alitas-buffalo

Pero la historia no termina aquí. Un hombre llamado Dick Winger, quien vendía su propia salsa picante en el bar, se unió a Dominic Bellissimo, hijo de los propietarios, para promocionar este novedoso platillo y su salsa picante asociada.

La idea comenzó a ganar popularidad rápidamente, extendiéndose a restaurantes de todo el país. Sin embargo, fue en la década de 1990 cuando el fenómeno de las alitas de pollo picantes alcanzó su apogeo.

McDonald 's introdujo las Mighty Wings en algunos de sus establecimientos, seguido por KFC, que lanzó sus Hot Wings un año después. Incluso Domino 's Pizza no pudo resistirse y presentó sus propias alitas en 1994.

dia-nacional-alitas-pollo

Desde entonces, estas delicias crujientes se han mantenido en la cima de la gastronomía norteamericana. Las alitas de pollo son tan populares en Estados Unidos que tienen hasta un día especial al año, el 29 de julio.

Las alitas de pollo y su relación con el fútbol americano

El éxito de las alitas de pollo crujiente y su estrecha relación con el fútbol americano no fue simplemente una coincidencia, sino el resultado de una combinación perfecta en el momento adecuado.

alitas-super-bowl

En las décadas de los sesenta y setenta, cocinar un pollo entero era la tendencia culinaria. Sin embargo, en los años ochenta, los consumidores estadounidenses comenzaron a preferir la carne de pechuga de pollo deshuesada y sin piel, lo que llevó a que las alitas se convirtieran en un subproducto económico para los productores de pollo.

Los restaurantes y bares pronto se dieron cuenta de que podían ofrecer proteína de alta calidad a precios asequibles, y gracias a la naturaleza sabrosa y picante de la salsa, notaron un aumento en las ventas de cerveza cuando los clientes disfrutaban de las alitas.

Al mismo tiempo, los bares deportivos con múltiples televisores y antenas parabólicas se volvieron cada vez más comunes en Estados Unidos gracias al rápido avance tecnológico.

alitas de pollo al horno crujientes

 El deporte más popular para disfrutar con amigos en estos bares era el fútbol americano. Las alitas resultaron ser una elección perfecta: fácil de compartir, económica y la compañía ideal para tomar con una cerveza bien fría. Fue así cómo se forjó la conexión duradera entre las alitas de pollo crujiente y los eventos deportivos, especialmente el fútbol.

Cómo hacer alitas de pollo al horno crujientes y fáciles

Si  estás buscando una receta fácil y deliciosa para preparar alitas de pollo crujientes al horno, estás en el lugar adecuado. En esta receta básica, te explicaré cómo lograr unas alitas doradas y crujientes sin necesidad de freírlas. ¡Vamos a cocinar juntos!

alitas-horno

Ingredientes:

  • 500 gramos de alitas de pollo
  • 150 gramos de harina para todo uso
  • 3 cucharaditas de polvo de hornear
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta (al gusto)

Preparación:

  1.  Comenzamos mezclando la harina y el polvo de hornear en un recipiente grande y hondo. El polvo de hornear es un ingrediente secreto que nos ayudará a lograr la crujiente que tanto nos gusta en las alitas de pollo, sin necesidad de freírlas.Harina

  2.  Después de lavar bien las alitas de pollo, las sumergimos en la mezcla de harina y polvo de hornear. AsegúrATE de que las alitas estén bien cubiertas con la harina. Este paso es clave para conseguir ese exterior crujiente.alitas
  3. Preparamos una bandeja o fuente para horno y colocamos una rejilla metálica encima. Esto es importante porque permitirá que el aire caliente circule alrededor de las alitas mientras se cocinan, lo que las hará aún más crujientes. No horneemos las alitas directamente sobre la fuente.fuente-horno-2
  4. Antes de hornear, hay un truco adicional. Colocamos la rejilla con las alitas en la nevera durante dos horas. Puedes poner una bandeja o papel de aluminio debajo para atrapar cualquier harina que caiga. ¿Por qué en la nevera? La harina tiende a desprenderse cuando rebozamos, pero al dejar reposar las alitas en la nevera, la harina se adhiere mejor a la carne, lo que asegurará que queden crujientes.
  5.  Unos veinte minutos antes de sacar las alitas de la nevera, precalentamos el horno a 200ºC.precalentar_horno
  6. Pasadas las dos horas de reposo, sacamos las alitas de la nevera.
  7.  Rociarlas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Esto ayudará a que se doren y queden aún más sabrosas.
  8.  Colocamos la rejilla con las alitas sobre la bandeja o fuente y horneamos durante 35 minutos a 200ºC o hasta que estén doradas a tu gusto.Horno
  9. Una vez transcurrido ese tiempo, sacamos las alitas del horno y les damos la vuelta. Las volvemos a hornear durante unos 25-30 minutos más para que se doren por el otro lado, asegurándonos de que estén crujientes en ambos lados.
  10. : ¡Listo! Sacamos las alitas del horno y al tocarlas con un tenedor, notarás lo crujiente que está el rebozado. Para darles un toque final, sazonas con sal. Hacerlo al final ayudará a mantener la textura crujiente.Sal_y_pimienta_-peri
  11. Y ahí tienes, una receta fácil de alitas de pollo crujientes al horno. Combina con tu salsa favorita, como la ranchera, la salsa Buffalo picante o con un poco de limón. ¡Disfruta de tus alitas caseras y sabrosas!

En resumen, las alitas de pollo crujiente tienen una historia que abarca décadas, desde su humilde origen en el Anchor Bar en Buffalo, Nueva York, hasta su estatus actual como uno de los aperitivos más queridos en todo Estados Unidos.

Su vinculación con el fútbol americano y los bares deportivos no solo se debe a su sabor delicioso, sino también a su naturaleza compartible y su asequibilidad, lo que las convierte en la elección perfecta para disfrutar mientras se observa un emocionante partido de fútbol.

Estas pequeñas delicias crujientes han dejado una huella duradera en la cultura culinaria y deportiva de Estados Unidos, y continúan siendo un favorito de jóvenes y adultos por igual. Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.