| 24 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Feijóo, en el Congreso junto a Cuca Gamarra.
Feijóo, en el Congreso junto a Cuca Gamarra.

Ni censura ni foto de Colón: urnas para revertir el Black Friday para sediciosos

Feijóo no cae en la "trampa" de Arrimadas y Abascal: inmolarse con una moción de censura que daría aire al presidente, mientras ellos recobran protagonismo en sus horas más bajas.

| Marta Gómez Montero España

 

Alberto Núñez Feijóo está convencido de que para revertir la situacion de extrema gravedad que atraviesa España hay que ser "eficaz" y convencer a una mayoría de españoles de que votar al PP es la única manera de frenar la "deriva" del presidente del Gobierno. Todo los demás es "calentar el circo de Sánchez", como subraya el coordinador general del PP, Elías Bendodo.

En román paladino, que el PP y su líder, Alberto Núñez Feijóo, no están dispuestos a inmolarse presentando una moción de censura que no pueden ganar, que reforzaría además la cohesión del bloque Frankenstein y que en definitiva solo serviría para dar oxígeno a Sánchez.

La clave en Génova 13 es encontrar el equilibrio entre huir de un discurso duro para atraer a esos votantes y al mismo tiempo evitar que haya fugas de votos por la derecha ante el discurso "irresponsable" que están haciendo Vox y Ciudadanos

 
Y todo, subrayan en el PP, porque Santiago Abascal e Inés Arrimadas están de capa caída, con unas encuestas que arrojan unas expectativas electorales a la baja - Ciudadanos en claro riesgo de desaparición - y buscan a la desesperada recuperar un protagonismo que les permita levantar cabeza.

Una estrategia a la que no se va a prestar el Partido Popular, que considera que la situación es tan grave que no es momento de "juegos florales" si no de que los españoles se pronuncien en las urnas de mayo sobre si quieren que se consume lo que con desolación llaman el Black Friday de Sánchez: "rebajas para los condenados:da igual que sean sediciosos, etarras o violadores".

 

Los dirigentes populares recuerdan que en menos de una semana, Sánchez ha anunciado que eliminará el delito de sedición, modificará el de malversación y ampara a una ministra, Irene Montero, que con su ley del 'sólo sí es sí" está propiciando que violadores y pederastas vean reducidas sustancialmente sus condenas.

Por eso, el PP considera que es mucho más eficaz apelar al "deber moral" de los barones del PSOE para que traten de frenar estas rebajas en la tramitación parlamentaria y si no lo hacen se atengan a las consecuencias. En el PP están convencidos de que " miles de votantes socialistas consideran más importante preservar la unidad de España que la del gobierno Frankenstein".

 

Feijóo, flanqueado por Elías Bendodo y Cuca Gamarra, este lunes en el Comité Ejecutivo del PP.

 

 

Para ello huirán de "discursos duros o maximalistas" o de "fotos de Colón" convencidos de que el presidente del Gobierno les ha dejado libre el centro político que es donde se pueden ganar las elecciones y revertir todas las leyes de Sánchez.

 

En este sentido advierten a Ciudadanos y a Vox que dividir el voto del centro derecha y tratar de desgastar al Partido Popular para recuperar un poco de protagonismo es ni más ni menos, que dar oxígeno a Pedro Sánchez y a sus desmanes.