| 12 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Mañueco, Ayuso y García-Egea.
Mañueco, Ayuso y García-Egea.

El PP cortocircuita la cortina de humo de Moncloa con una demostración de unidad

El 14 Congreso del PP de Castilla y León va a reunir este fin de semana en León al "todo PP". De Casado a Ayuso, de Egea a Feijoó, de Moreno a López Miras. Con la vista puesta en el 13-F.

| Javier Ruiz de Vergara España

Las cartas están ya sobre la mesa, las estrategias prácticamente perfiladas y las encuestas comienzan a ser escupidas por los medios. El nuevo ciclo electoral rumbo a las elecciones generales de 2023 arranca y tiene su primera parada y examen en Castilla y León el próximo 13 de febrero.

Nadie duda, ni los sondeos ni los cuarteles generales de los grandes partidos nacionales, que ese 13-F va a ser una continuidad del 4-M como síntoma del relevo que los sondeos llevan meses vaticinando en  La Moncloa y que puede poner punto y final al sanchismo nacido de la moción de censura contra Mariano Rajoy. Ahora el PP vuelve a ser el gran favorito de los españoles.



Sabedores de esa tendencia generalizada, en La Moncloa se lleva meses perfilando y aplicando la vieja estrategia del divide y vencerás. Y agitando el trampantojo de una Isabel Díaz Ayuso dura y radical -y con aspiraciones nacionales- frente a los moderados Alberto Núñez Feijóo, Juan Manuel Moreno y Alfonso Fernández Mañueco.

 

El PP lanza este fin de semana la precampaña del 13-F con una demostración de unidad alrededor de Alfonso Fernández Mañueco.



Sin embargo, el PP se dispone a cortocircuitar el plan de Sánchez -para tapar su propia crisis interna con Podemos- en el Congreso del PP de Castilla y León, convertido este fin de semana en una demostración de unidad, cohesión y alternativa en la reelección del candidato Alfonso Fernández Mañueco como líder de los populares castellano-leoneses.

Y es que alrededor del gran favorito del 13-F van a estar Pablo Casado, Isabel Díaz Ayuso y Teodoro García Egea, ajenos al ruido externo y a la cortina de humo interesada del PSOE.

Este 14 Congreso regional del PPCyL, que se va a celebrar en León, estaba convocado ya antes de conocerse el adelanto electoral decidido por Mañueco tras detectar movimientos de sus socios de Ciudadanos que recordaron a lo sucedido en Murcia.

En León este fin de semana se va congregar el todo PP para arropar a Mañueco. Con la convicción de que el 13-F, como continuidad del 4-M de Ayuso, puede dar la puntilla a la coalición Frankenstein.

Al margen de la cúpula de Génova 13, en el cónclave regional de los populares van a arropar al candidato a las urnas los presidentes autonómicos de Galicia, Andalucía y Murcia, Alberto Núñez Feijoó, Juan Manuel Moreno y Fernando López Miras.

Así, bajo el lema Creamos Futuro, el todo PP se va a poner las pilas aupado además por el viento a favor de las encuestas, que colocan a Mañueco a las puertas de la mayoría absoluta y a los mismos sondeos que, uno tras otro, avalan la mayoría alternativa entre populares y Vox  que derrotaría a Pedro Sánchez y su coalición Frankenstein, de celebrarse ahora comicios generales.

Mañueco vuela solo

Y mientras el PPCyL da sus últimos toques a la cita congresual de León, su líder sigue desgranando su hoja de ruta y sus intenciones para el día después del veredicto con las urnas. Este miércoles, Mañueco ha eludido posicionarse acerca de posibles pactos postelectorales con socios prioritarios como podrían ser Ciudadanos o Vox.

Porque frente a eso, el líder de los populares ha defendido como prioritario "obtener una mayoría suficiente para gobernar en solitario". Cuestionado en un acto en Zamora sobre las últimas palabras del líder naranja, Francisco Igea, en las que afirmaba que nunca volvería a pactar con él, Mañueco ha zanjado conciliador: "Respeto todas las opiniones, pero no las comparto; no obstante, lo único que quiero es tener un respaldo amplio y mayoritario para gobernar".

Y respecto a Vox y su candidato, el presidente ha preferido mantener el silencio. "Yo solo siento afinidad por mi partido, mi programa, mi proyecto y las personas que me acompañan", ha expresado. Un "proyecto de futuro y de oportunidades" para Castilla y León.

Un proyecto que este fin de semana va a recibir el espaldarazo nacional con una exhibición de cohesión interna. Justo cuando en el frente gubernamental, cada cual comienza a hacer la guerra por su cuenta.