| 04 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Casado la semana pasada en el Congreso.
Casado la semana pasada en el Congreso.

Casado da a Sánchez la receta de las alcachofas "finiseculares" de Herrera

Cada día tiene su afán, y nuestro director enfoca su cámara sobre las noticias y personas que han llamado su atención. Para bien o para mal.

| Antonio Martín Beaumont España

El algodón no engaña. El eslogan de un anuncio de limpiador de muebles de los años 80 sirve para decir que, cuando todas las encuestas (salvo el escandaloso CIS del militante socialista José Félix Tezanos) apuntan que PP y VOX juntos obtendrían la mayoría absoluta y sacarían de La Moncloa a Pedro Sánchez, no es que las casas de sondeos estén en una conspiración global para hundir al PSOE, sino que son los españoles los que acuerdan que las políticas del líder del partido del puño y la rosa junto a sus socios morados son un desastre para España. 

De nada ha servido a Sánchez la cruel crisis de este verano en el ala socialista de su Consejo de Ministros para cambiar la tendencia a la baja. Tampoco el anuncio de medidas populistas que son pan para hoy y hambre para mañana. Ni siquiera “vender” descaradamente como un éxito del presidente la vacunación contra el COVID o el reparto del maná de los fondos europeos para la recuperación económica. No. Los ciudadanos tienen bien calado el percal. 

Cada día que pasa la derrota de Sánchez y los suyos está más cerca. No parece que pueda haber remontada, aunque La Moncloa se aferre a ella. Se percibe en la calle todo un vuelco electoral.  El cambio de tendencia es evidente. Inaguantable para el PSOE.

El ambiente político recuerda al de 2010, víspera del año del cambio

Se vive un ambiente político muy parecido al de 2010, con el socialista José Luis Rodríguez Zapatero en la Presidencia y Mariano Rajoy en la oposición. 

Unos meses después, en mayo de 2011, se abrieron las urnas para conocer la opinión de los españoles en comicios municipales y autonómicos. El mapa español se tiñó totalmente de azul. La debacle del socialismo fue histórica. 

Tanto que Zapatero no tuvo otra que dar un paso atrás y ni siquiera se presentó como candidato en las siguientes elecciones generales, que convocó para noviembre del mismo año con Alfredo Pérez Rubalcaba como sustituto casi a la fuerza. 

Zapatero y Rubalcaba en sus tiempos en el Gobierno.

 

Tampoco el cambio de candidato sirvió a los socialistas. Rajoy obtuvo una mayoría absolutísima. El PP consiguió casi 11 millones de votos y 182 diputados. 

La historia se repite. El reloj no se para, aunque cada día que pase las horas que da sean las mismas. Tic-tac.

A otra cosa para terminar. 

Se ha puesto de moda comer o cenar en el restaurante Salterius, en Majadahonda. Allí, en su terraza, bien preparada tanto para verano como para invierno, su  “Gran Capitán”, Félix García, propietario y gerente, consigue juntar a lo más chic de la política, los medios y el famoseo. No daré nombres de a quién he visto y con quién, que en estas cosas de comer abunda el quid pro quo.

Además, es una de las recomendaciones gastronómicas de la Guía Michelin este 2021. 

Por cierto, si quieren ir, ya que estamos, les sugiero probar las croquetas de mejillones elaboradas por el joven cocinero gallego Diego Iglesias

A Carlos Herrera le encantan las alcachofas “finiseculares” de Salterius. Les prometo, aunque lo he preguntado, que desconozco el motivo por el que el “líder” de la COPE las llama así. Supongo que le sabrán a fin de siglo. Casi casi como la sensación que tendrán en Génova contemplando la luz final del túnel Sánchez