| 09 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Biden echa a Sánchez de otra alianza en plena guerra por el "papelón" de Podemos

El presidente ha vuelto a quedar fuera de la ronda de contactos del líder estadounidense, una vez que ha preferido distanciarse del conflicto siguiendo las órdenes de los morados.

| Andrea Jiménez España

Pedro Sánchez pinta poco o nada en la política internacional y si con la crisis en Ucrania pretendía posicionarse mejor ante sus aliados de la OTAN, las presiones internas dentro de su propio Gobierno, han terminado por arruinar su campaña para convertirse en ese líder de Estado que tanto ansía.

De hecho, el presidente ha vuelto a ser ninguneado por los Estados Unidos, cuyo presidente, Joe Biden ha organizado una ronda de contactos en las que, de nuevo no estaba Sánchez, pese a que sí se encontraban altos mandatarios de países como Alemania, Italia, Francia, Polonia o Rumanía.

En concreto, en la conversación, además de Biden y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, han participado el primer ministro británico, Boris Johnson; su homólogo canadiense, Justin Trudeau; el italiano, Mario Draghi; el japonés, Fumio Kishida; el presidente francés, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; los presidentes de Polonia y Rumanía, Andrzej Duda y Klaus Iohannis, respectivamente; así como la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

biden

En ella, han apostado por tomar "medidas adicionales" para garantizar la seguridad y la defensa de todos los socios y continuarán ajustándose a lo que desde la OTAN han calificado como una "nueva normalidad" en lo que a la seguridad europea respecta.

"Los líderes han reafirmado su fuerte unidad y compromiso de continuar trabajando juntos para hacer frente a la amenaza más grave a la seguridad euroatlántica en décadas", ha señalado la OTAN, que también ha puesto en valor el paquete de sanciones aplicado a Rusia, a quien han instado una vez más a que cese su ofensiva a Ucrania

Así, desde la Alianza Atlántica han confirmado en un comunicado que "los aliados de la OTAN han intensificado su apoyo a Ucrania con asistencia de seguridad y ayuda humanitaria y financiera". Mientras, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha defendido la necesidad de seguir apoyando al Gobierno ucraniano con armas defensivas y ha alertado de la "crisis humanitaria emergente". Además, ha destacado la importancia de un mayor compromiso de aliados como Alemania, que este fin de semana ha aprobado incrementar significativamente su gasto militar.

Sin embargo, precisamente este punto es en el que se abre la grieta con España ya que Sánchez se ha visto obligado a claudicar ante Podemos, que se han posicionado radicalmente en contra de que se envíen armas a Ucrania, tanto desde nuestro país como desde el seno de la UE y mucho menos ampliar el gasto defensivo, ya que esa es la partida en la que siempre han querido recortar en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado.

De hecho, en una entrevista en TVE, el presidente ha descartado por ahora el envío de armamento a Ucrania como han hecho buena parte de los socios de la UE, esgrimiendo que España contribuye ya a través del Fondo Europeo para la Paz que destinará 450 millones a este fin, aunque no ha querido reconocer si se trata o no de una exigencia de los morados. 

IU y el PCE se movilizaron contra la OTAN

Pero aunque Sánchez no lo reconozca en público y apele a la unidad, la situación es bien conocida pues, pese a que los ministros han querido permanecer en un segundo plano, los partidos de Yolanda Díaz y Alberto Garzón (el Partido Comunista e Izquierda Unida) alentaron una concentración contra la OTAN; y Podemos ya se mostró ayer contrario a que la UE envíe armas a Ucrania

Una postura que ha sido criticada por la ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha vuelto a abroncar en público a sus socios. De hecho, ha achacado este martes al "desconocimiento" los cuestionamientos que hace Unidas Podemos al papel de la OTAN en la invasión de Ucrania y ha subrayado que "el único" que ha "hecho la guerra" y que está "masacrando" a la población civil es el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

"Estas declaraciones, con el mayor respeto, son fruto del desconocimiento", ha dicho Robles en una entrevista en Telecinco, tras escuchar al coportavoz de Podemos, Javier Sánchez Serna, apuntando la posibilidad de que la OTAN haya "entorpecido las labores de paz".

Robles asegura que la posición de Podemos respecto a la OTAN es fruto del "desconocimiento" ya que "el único" que ha "hecho la guerra" y que está "masacrando" a la población civil es el presidente de Rusia, Vladimir Putin

"El único que ha atacado, el único que ha hecho la guerra, el único que está masacrando a la población civil es Putin -ha respondido la ministra de Defensa-. Eso hay que decirlo sin complejos, no es un tema ideológico, es un tema de hechos".

En este contexto, ha confirmado que España prevé reforzar su operación de disuasión en la frontera con Rusia con el envío de nuevas tropas, que estarán listas para desplegar "de un día para otro", aunque ha subrayado que su labor es siempre "defensiva, de preservación de la paz y la estabilidad".

Sin embargo, lo cierto es que la presión desde Podemos ha marcado la decisión del Gobierno de no enviar tropas y, por mucho que Sánchez quiera posicionarse en la esfera internacional utilizando la guerra como trampolín, el peso de sus socios sigue siendo grande.

La hipoteca que ha adquirido al unirse a Podemos le obliga a plegarse a sus exigencias, sino quiere salir de La Moncloa; pero también hace que desde el exterior pocos quieran sentarse a la mesa en medio de una crisis con un Gobierno en el que el sector comunista y de la izquierda más radical ya se ha mostrado en contra de lo pactado en los organismos internacionales, haciendo que el crédito de nuestro país caiga en picado.