| 11 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Soraya Sáenz de Santamaría en el momento de presentar sus avales.
Soraya Sáenz de Santamaría en el momento de presentar sus avales.

Soraya rompe las normas y pide que voten los militantes que no pagan sus cuotas

La propuesta de la exvicepresidenta es muy polémica, puesto que contraviene los Estatutos del partido y el reglamento del Congreso extraordinario. Y ha caído como una bomba en el PP.

| Ana Isabel Martín España

Los siete candidatos que competirán para presidir el PP aún no han sido proclamados oficialmente -lo serán este viernes- y ya hay la primera polémica sobre la mesa. 

La ha creado Soraya Sáenz de Santamaría al mostrarse partidaria de que el día 5 de julio, día en que se celebrará la primera vuelta, puedan votar absolutamente todos los militantes. Estén o no al corriente de pago. 

La vicepresidenta ha aclarado en una entrevista en COPE que, en su opinión, los afiliados han estado "a las duras", y que por tanto se merecen poner participar en esta elección histórica para el PP

La propuesta de la exvicepresidenta supone romper la baraja y va contra los Estatutos del partido que se aprobaron en el anterior Congreso, celebrado en febrero de 2017 en Madrid, y por los que a su vez se rigieron los cónclaves regionales, provinciales y locales celebrados después.

Estos estipulan que para poder participar en los procesos de elección internos el militante debe inscribirse y estar al corriente de pago. Si no lo está, puede regularizar su situación abonando las cuotas anuales que correspondan desde el anterior Congreso. 

A los militantes que no estén al corriente de pago les basta con pagar 20 euros para poder votar

Como el anterior Congreso nacional del PP se celebró el año pasado, quiere decir que para ponerse al corriente basta con pagar una única cuota de 20 euros, según explican a ESdiario desde la comisión organizadora del cónclave. Una cantidad bien modesta.

Los miembros de la comisión organizadora del Congreso durante una reunión.

 

La propuesta de Sáenz de Santamaría no sólo contraviene los Estatutos, sino que supone un agravio comparativo para los afiliados que sí pagan, además de una pérdida de ingresos para la formación. 

Y, además, también va en contra del propio reglamento del Congreso extraordinario, que se aprobó en la Junta Directiva Nacional que los populares celebraron el lunes de la semana pasada. Precisamente ese día, el 11 de junio, quedó cerrado el censo: nadie que se haya afiliado después puede votar. 

La participación es una de las grandes incógnitas de esta carrera sucesoria, y de ella dependerá en buena medida el resultado. Los militantes que quieran hacerlo deben inscribirse antes del próximo lunes a las dos de la tarde. Ni siquiera tienen que acercarse a su sede, pueden apuntarse por correo electrónico, para mayor facilidad. 

Los congresos regionales celebrados el año pasado son la única referencia que existe a día de hoy, y estos se saldaron con cifras de participación más bien modestas. En el del PP Madrid (del que salió elegida Cristina Cifuentes) se inscribieron el 11% de los militantes. En el de Castilla y León, el 18%. En el de Castilla-La Mancha, territorio de María Dolores de Cospedal, únicamente el 6,5%.

Desde la comisión organizadora confían en que, dada la afluencia de candidaturas y lo mucho que se juega el partido, la participación sea más alta. Cuando se cierren las inscripciones y se conozca ese dato, habrá una primera aproximación del interés que internamente está suscitando este Congreso.