| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes
El presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes

Los jueces se plantan y trazan su hoja de ruta ante el 155 judicial de Sánchez

Los magistrados conservadores están dispuestos a hacer los nombramientos de los jueces del Constitucional pero no a que el Gobierno marque los tiempos.

| A. J. España

Los jueces conservadores que conforma el CGPJ están comprometidos con la "institucionalidad" y tras una reunión celebrada este martes por la noche están dispuestos a nombrar a los dos magistrados correspondientes para el Tribunal Constitucional, pero no como quiera Sánchez, que no para de retorcer y modificar las normas para controlar la justicia.

Y es que, el Gobierno ha apostado por otra reforma legal que ha devuelto al Consejo General del Poder General (CGPJ) su capacidad para nombrar a dos magistrados del Tribunal Constitucional (TC) para el 13 de septiembre, de modo que se pueda reemplazar a los cuatro magistrados cuyo mandato venció en junio. Los jueces conservadores han llegado a un consenso interno por el cual se abren ahora a pactar esos dos aspirantes pero, eso sí, respetando los tiempos del Consejo.

 

Así se ha pactado en el marco de una reunión celebrada este martes por la noche para fijar la postura que el denominado bloque conservador llevará al Pleno convocado para el próximo jueves con el objetivo de que el CGPJ designe a sus dos candidatos al Tribunal Constitucional.

La postura acordada pasa por "defender en todo caso la institucionalidad", lo que impone llegar a acuerdos debidamente consensuados, conforme explican las citadas fuentes. De esta forma, parece alejarse la posibilidad que los vocales críticos habían puesto encima de la mesa de impedir la designación de los dos aspirantes a la corte de garantías, ya que debe contar con 12 votos de los 19 en juego, lo que implica el apoyo de varios conservadores.

Dicha posibilidad podría suponer asimismo el bloqueo de la renovación parcial del TC, ya que fuentes jurídicas avisan de que, si bien el Gobierno podría nombrar a sus dos candidatos, hay dudas de que pudieran tomar posesión del cargo sin el concurso de los dos designados por el CGPJ, puesto que la Constitución establece que los magistrados del TC deben renovarse por tercios y este es el que compete al Consejo y al Ejecutivo.

Quieren establecer primero las "reglas del juego", esto es, fijar el procedimiento interno, de propuesta y votación, para llevar a cabo los dos nombramientos

No obstante, las fuentes presentes en el cónclave del martes noche advierten de que para pactar los dos magistrados del CGPJ habrá que establecer primero las "reglas del juego", esto es, fijar el procedimiento interno, -de propuesta y votación-, para llevar a cabo estos dos nombramientos. Una vez establecidas, recalcan, se generará el marco adecuado, en el que resulta fundamental que se respeten los tiempos de decisión del Consejo.

Así, las mismas fuentes exponen que lo previsible es que el Pleno del próximo jueves esté centrado en acordar esas "reglas del juego" para avanzar después hacia los nombres. El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, ya ha venido avisando de que, si bien lo ideal es que el día 8 se pactaran los dos candidatos para llegar a la fecha límite del 13 de septiembre, será difícil porque hay que concitar doce votos favorables.

Todo ello, en la víspera de la apertura del año judicial, que se celebra este miércoles en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo y que además, sigue con el mismo telón de fondo del curso pasado, la falta de acuerdo para renovar el propio CGPJ. 

Ahora, a la polémica de un Consejo caducado se suma el mandato expirado de cuatro de los 12 magistrados del Tribunal Constitucional (TC). El propio Lesmes ha puesto de relieve esta semana la "desafección" en el CGPJ por la reforma operada por el Gobierno el pasado julio para devolver al Consejo su capacidad de realizar nombramientos pero solo para designar a sus dos candidatos al TC, estableciendo además una fecha límite para hacerlo.