| 17 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ribó llamando por teléfono en una imagen de archivo
Ribó llamando por teléfono en una imagen de archivo

El escándalo que persigue al alcalde Ribó y su lista de enchufes en Valencia

El hijo del alcalde de Valencia es el último agraciado tras su hija, la pareja y el cuñado con contratos y favores de las administraciones públicas que dirige Compromís

| E. M. España

David Ribó Pérez es investigador en la Cátedra de Transición Energética Urbana de la Universidad Politécnica de Valencia, cátedra que recibe 71.000 euros del Ayuntamiento de Valencia y también financiación de la Conselleria de Agricultura, ambos de Compromís, según desveló el diario El Español. Pero David Ribó no es un investigador cualquiera, es hijo del alcalde de Valencia, Joan Ribó, el mismo que dirige la administración que está subvencionando su cátedra.

David Ribó no es el primero con ese apellido que desde que Compromís llegó a la administración valenciana ha sido agraciado con ayudas y/o contratos públicos. Antes que él se han beneficiado del favor la hija del alcalde, Marta Ribó, el cuñado Daniel Pérez, y la pareja.

El Ayuntamiento de Valencia justifica los 71.000 euros dados a la cátedra del hijo del alcalde en que también subvenciona otras cátedras (las que eligen Compromís y sus socios) y que David Ribó no recibe ningún sueldo de la misma. Es cierto que no recibe un sueldo directo, pero la financiación del Ayuntamiento de su padre le permite publicar artículos de investigación en revistas con otros profesores.

Estos artículos son imprescindibles para acceder y progresar en su carrera docente y llegar a tener una plaza de profesor universitario para siempre, relata un profesional de la propia UPV a ESdiario. Una especie de “pago en especie” que le permite al hijo de Ribó promocionar su carrera profesional. David Ribó ya recibió, por cierto, en el pasado, un premio de innovación social y urbana por su Trabajo Fin de Grado que daba también el Ayuntamiento.

La hija, la pareja y el cuñado

Este es el último de una larga lista de familiares. Antes del hijo del alcalde de Valencia fue polémica la contratación de la hija, Marta Ribó, con un contrato temporal en el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) para cubrir un puesto de ingeniero agrónomo tras obtener la mejor valoración debido a un requisito que la convocatoria situó por encima del resto de candidatos y excluyó al 70% de los aspirantes.

El IVIA aplicó una baremación a la hija de Ribó que benefició a la aspirante porque multiplicaba por dos el valor de su experiencia laboral anterior. La forma de estimar su tiempo de trabajo no se correspondió con su categoría profesional ni se ajustó a los acuerdos internos alcanzados. Marta Ribó además ha recibido otros beneficios como organizar charlas en contra de comer carne patrocinadas por la Generalitat y el Ayuntamiento que dirige su padre.

La pareja de Joan Ribó es otra de las agraciadas de la saga. Fue contratada como asesora por la conselleria de Educación que dirige Vicent Marzà, de Compromís. Una comisión de servicios permitió a la pareja del alcalde, que es profesora de inglés en un instituto, dejar esa plaza para ocupar una plaza de asesora en el Cefire, la denominación que recibe el servicio de formación del profesorado de la Comunitat Valenciana.

Y, para terminar, el cuñado. La EMT de Valencia contrató los servicios SMT Asesores, despacho de abogados participado por el cuñado del alcalde, Daniel Pérez, a través de Abastos Abogados, para defenderse de las demandas por tres despidos municipales. Por cierto que el resultado en los tres casos fue la derrota en los tribunales de la entidad dependiente del Ayuntamiento de Joan Ribó.