| 02 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Todos los barones socialistas en una conferencia de presidentes autonómicos.
Todos los barones socialistas en una conferencia de presidentes autonómicos.

El Gobierno agoniza y los barones del PSOE hacen cuentas y ya se tientan la ropa

La incertidumbre cada vez es mayor entre los mandatarios socialistas. El 19-J andaluz es percibido como un enorme calvario. No pintan espadas. El sálvese quien pueda es el pan de cada día.

| Antonio Martín Beaumont España

 

“Llevamos muertos demasiado tiempo y sin visos de resurrección”. Lo confiesa un barón del PSOE. Así está el paño. Además, el pálpito es compartido por otros mandatarios territoriales del partido. Ellos son los ojos y también las manos de la organización y se tientan ya la ropa viendo el paisaje cada vez más hostil a su interés electoral. La angustia se dispara y el espanto toma cuerpo por todas las esquinas socialistas. Los dientes crujen.

El pesimismo ha invadido las federaciones e impregna a gran parte de los cuadros del Partido Socialista. Incluso en el seno del propio Gobierno empiezan a verse en tiempo de descuento. “¿Qué nos está pasando para ser incapaces de rentabilizar nuestra gestión?”, se pregunta de forma retórica algún ministro.

Tal vez deberían cuestionarse su propia actuación ante una crisis económica que está causando estragos y sólo va a ir a peor en los próximos meses. Las posibilidades de que el sanchismo revalide el poder cada día son menores. El socialismo se siente acorralado y juega a la defensiva.

“Despreciar los efectos negativos de la política del Gobierno sobre las comunidades autónomas -aseguran responsables territoriales- sería estar ciego”. “Todo afecta”, añaden, cruzando los dedos para ver si así desaparecen, de aquí al 19 de junio, los socios Frankenstein y demás plagas del debate político. Las elecciones en Andalucía prometen convertirse en un nuevo plebiscito sobre el propio Pedro Sánchez. Y el pulgar señala inflexible el peor de los sentidos.

 

Juan Espadas arropado por Sánchez y los barones se malician: "Cuando las barbas de tu vecino..."

 

Por si faltasen ingredientes al cóctel explosivo, se suceden los movimientos de algunos dirigentes del PSOE-A en el intento de estar bien posicionados para recoger los restos de la debacle de Juan Espadas, un dirigente a quien muchos dan ya por amortizado con apenas diez meses de recorrido tras alcanzar la secretaría general de la marca.

Alguno de esos “compañeros”, por cierto, está considerado como cercano a Sánchez. Es la gota que colma el vaso de la inestabilidad interna. ¿Cómo confiar en unas siglas que se dedican a contar los días para moverte la silla?

 

El runrún se ha convertido en carta de naturaleza ante las demacradas expectativas del socialismo andaluz. Los números, ahora mismo, no pintan espadas. Y enmascararlos es imposible. El 19-J, como las pasadas autonómicas de Castilla y León de febrero, o como antes las madrileñas de mayo del año pasado, se presenta lleno de negros nubarrones. Y, claro está, aquí vale también lo de que “cuando las barbas de tu vecino veas pelar pon las tuyas a remojar”.