| 25 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Felipe VI y su padre en una imagen de archivo.
Felipe VI y su padre en una imagen de archivo.

El Gobierno y Zarzuela acuerdan que Don Juan Carlos no vuelva a España por ahora

Consideran que, para facilitar su vuelta, tendría que aceptar determinadas condiciones para no dar munición al nuevo pulso de Pablo Iglesias, que ha puesto a Felipe VI en la diana.

| Marta Gómez Montero España

 

El Gobierno y Zarzuela creen que no es el momento de que Juan Carlos I regrese a España. En una cosa hay clara sintonía entre la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín: para que se pueda producir el regreso del Rey emérito, que no lo haga a Zarzuela es condición sine qua non. Pero no es la única. 

Se tiene que producir "en el momento y bajo la fórmula adecuada", y ninguna de las dos partes consideran que estas dos circunstancias se den en estos momentos, por mucho que Juan Carlos I haya regularizado su situación fiscal con esa intención.

 

De hecho, tanto el Gobierno como Zarzuela no ocultan su incomodidad con las intenciones manifestadas por el Emérito de regresar a España a pasar las navidades, y el Ejecutivo espera un pronunciamiento de Felipe VI tanto sobre la regularización fiscal de su padre como sobre su deseo de volver a España por Navidad.

Un deseo que deslizaba sutilmente el propio Pedro Sánchez en la entrevista que concedió a Telecinco el miércoles: "Tiene que ser la Casa Real quien comunique su parecer sobre una eventual vuelta del Rey Juan Carlos I".

Al Gobierno le gustaría que este pronunciamiento lo hiciera en el discurso de Navidad o incluso antes, pero consideran que, en cualquier caso, Felipe VI debe fijar su posición sobre asuntos de tanto calado como la regularización fiscal que ha llevado a cabo el Emérito o su deseo expreso de regresar a España.

 

Paradójicamente, son Podemos y ERC los que a estas horas están exigiendo el regreso de Juan Carlos I, pero en Moncloa y Zarzuela no se llevan a engaño: su único objetivo es aprovechar su vuelta para socavar la institución y a su máximo representante, Felipe VI.

El portavoz adjunto de Podemos, Rafael Mayoral, denunció este jueves que "no parece muy razonable que permanezca escondido" y ERC pidió que el Rey emérito vuelva a España "para ser juzgado".

¿Renunciar al título de Emérito? Juan Carlos I lo rechazó

Entre las muchas opciones que se han vuelto a poner sobre la mesa para rebajar la tensión contra la Corona y facilitar su regreso está la de que Juan Carlos I entregue voluntariamente su título de Emérito.

Una renuncia que se verían con buenos ojos tanto en Zarzuela como en Moncloa, pero a la que ya se opuso este verano el padre del Rey, que prefirió abandonar el país a renunciar voluntariamente a su título.

Tampoco Felipe VI se planteó una decisión tan contundente como la que, sin embargo, sí tomó con su hermana, la Infanta Cristina, a la que retiró el Ducado de Palma.

Ahora que se cumplen cuatro meses de la salida del Rey emérito de España, parece que el objetivo común sería que, cuando se produzca su vuelta, se haga con los menores daños colaterales posibles para la Corona. No obstante, Zarzuela y Moncloa saben que Pablo Iglesias quiere exactamente lo contrario.