| 21 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez con sus llamadas telefónicas
Sánchez con sus llamadas telefónicas

Biden da portazo otra vez a Sánchez en sus llamadas pese al cambio con el Sáhara

El presidente de EEUU mantendrá una reunión telefónica con socios europeos sobre la guerra de Ucrania en la que se vuelve a dejar fuera al presidente del Gobierno de España

| E. M. España

Ni el cambio de postura sobre el Sáhara Occidental, que muchos atribuyen a un movimiento de Pedro Sánchez por acercarse a la Casa Blanca -que ya reconoció la soberanía marroquí del Sahara Occidental en época de Trump-, ha hecho que Joe Biden incluya al presidente del Gobierno de España en su ronda de llamadas con los líderes europeos para tratar la guerra de Ucrania.

Pedro Sánchez se vuelve a quedar fuera -ya le ha pasado en otras ocasiones como el 24 de enero o a finales de febrero- de las conversaciones con la Casa Blanca para valorar la situación en la crisis con Rusia, demostrando su escaso peso en la escena internacional. Biden en cambio sí conversará con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, el canciller de Alemania, Olaf Scholz, el primer ministro de Italia, Mario Draghi, y con el británico Boris Johnson.

 

Desde la Casa Blanca se apunta que el objetivo de esta conferencia telefónica es “discutir respuestas coordinadas al ataque injustificado y no provocado por parte de Rusia contra Ucrania”, así como preparar tres días antes la cumbre que en Bruselas celebrarán los líderes de la OTAN con presencia del propio Biden.

En la Moncloa, por su parte, justifican la ausencia de Sánchez en que “ya estamos representados por la OTAN y por la Unión Europea”, pero lo cierto es que en esta nueva conferencia telefónica no están los altos mandos ni de la UE ni de la OTAN, pero sí en cambio Italia, país que desde la Casa Blanca ponen por delante de España.

En rondas de llamadas telefónicas anteriores ha estado incluso el primer ministro de Rumanía o el de Polonia, pero no Pedro Sánchez, una vez más fuera de la conexión telefónica con la Casa Blanca.