| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El nuevo secretario general del PSE, Eneko Andueza, este miércoles en la sede de Bildu.
El nuevo secretario general del PSE, Eneko Andueza, este miércoles en la sede de Bildu.

El líder del PSE corteja aún más a Otegi y se planta en la sede de Bildu a verle

Sánchez da un paso más en su blanqueo al brazo político de ETA y mete más presión al PNV autorizando que su nuevo hombre fuerte en el País Vasco rinda pleitesía al exterrorista.

| Javier Ruiz de Vergara España

Más madera para la estrategia de blanqueo de Moncloa a Bildu. Más aún, cuando Pedro Sánchez necesita ahora el apoyo de los cinco diputados batasunos para poder sacar adelante su reforma laboral. Casualidad o no, este miércoles el nuevo secretario general del PSOE vasco, Eneko Andueza, ha protagonizado una de esas instantáneas que abochornan a muchos socialistas e indignan a la gran mayoría de las víctimas de ETA.

Además, Andueza no ha querido ni siquiera disimular y ha mantenido su cara a cara con Arnaldo Otegi no en sede neutral ni en la del PSE, sino en el cuartel general de Bildu. Más aún, las redes sociales del partido socialista vasco han publicado el paseíllo de su jefe a las puertas de la sede batasuna.

El argumentario oficial del PSOE es que Andueza se ha limitado con Otegi a proseguir su ronde de entrevistas con líderes sociales y políticos tras ser elegido secretario general del PSE, en sustitución de Idoia Mendía, en una maniobra avalada por el propio Pedro Sánchez. A Andueza se le atribuye una mayor afinidad con el nacionalismo vasco y, de hecho, ha azuzado la campaña que comienza a advertir de una futura alianza progresista entre PSOE, Podemos y Bildu que desaloje al PNV del Gobierno Vasco.

 

Las delegaciones del PSOE y Bildu, este miércoles en la sede del partido de Otegi en Bilbao.

 

Cara a la galería, tras el encuentro, Andueza ha querido rebajar expectativas y ha dudado de que su partido y Bildu puedan llegar a alcanzar acuerdos "de envergadura", más allá de los que mantienen en la actualidad, porque la formación soberanista no ha realizado "una condena taxativa del terrorismo de ETA" y por su apuesta "secesionista".

"Valoro positivamente que eso se produzca, porque está permitiendo que en algunas localidades logremos avanzar en el desarrollo de proyectos estratégicos para esas ciudades. A partir de ahí, no creo que en estos momentos se den las circunstancias ni bases mínimas para poder alcanzar acuerdos de mayor envergadura", ha asegurado.

Lo que, según ha asegurado Andueza, distancia a su partido de Bildu es "la falta de una condena taxativa del terrorismo de ETA y del reconocimiento del daño causado". "En tanto en cuanto no se produzca, el PSE-EE no va a participar de ningún proyecto compartido con Bildu y mucho menos si, de alguna manera, se pone encima de la mesa siempre la cuestión identitaria. Nosotros nunca vamos a participar de un proyecto que, en su base fundamental, está el secesionismo", ha subrayado.

También han abordado ambos el tema de la reforma laboral, que debe convalidarse en el Congreso de los Diputados. El líder del PSE-EE ha querido "dejar claro que es fundamental que los grupos políticos que posibilitaron la investidura" apoyen la modificación legislativa porque "avanza en derechos para los trabajadores".