| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz comparte confidencias con Mónica García en el Primero de Mayo
Yolanda Díaz comparte confidencias con Mónica García en el Primero de Mayo

Yolanda Díaz mete más distancia con Belarra y Montero y acelera su "plan B"

La vicepresidenta muestra cada día más complicidad con Mónica García de Más Madrid, que le acompaña en sus actos en la capital, mientras sus compañeras podemitas le hacen el vacío.

| E. M. España

En plena negociación de la confluencia de izquierdas de Andalucía, la primera experiencia del Frente Amplio a la izquierda del PSOE como la que pretende Yolanda Díaz en España, y que está a punto de fracasar por la posición de Podemos, la vicepresidenta del Gobierno no deja de hacer gestos de complicidad con los cargos del partido de Íñigo Errejón mientras sigue la brecha con sus compañeras ministras podemitas.

Esta semana, Díaz ha dejado patente su cercanía y amistad con los errejonistas, que le han acompañado en varios actos en Madrid. El domingo, en la manifestación del Primero de Mayo, la vicepresidenta compartió pancartas, fotos y confidencias con la portavoz de Más Madrid, Mónica García.

Escenas de las que ambas presumieron luego en redes sociales. De otras ministras de Unidas Podemos como Irene Montero o Ione Belarra no hubo, sin embargo, presencia. Al menos junto a Díaz.

Tres días después, las errejonistas Mónica García y su compañera portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, arroparon a Yolanda Díaz en su desayuno informativo en la capital de España. Nuevamente alabanzas mutuas y, de nuevo, ausencia total de la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y de su también compañera Irene Montero.

 

También en posteriores actos de la vicepresidenta, como su visita a la Feria de Sevilla dentro de la campaña andaluza para apoyar a los dirigentes andaluces de Unidas Podemos, ninguna de las ministras moradas le ha acompañado, sólo el ministro Alberto Garzón ha estado junto a la vicepresidenta del Gobierno. A nadie se le escapa esta estrategia de evitarse, a la que juegan por un lado Díaz y el tándem Belarra-Montero apadrinado por Pablo Iglesias por otro.

Y mientras Díaz se acerca a los cargos de Errejón, éste también va haciendo camino en la confluencia de la izquierda y ha organizado un acto en Valencia con Compromís y pequeños partidos nacionalistas de Aragón y Mallorca para afianzar sus alianzas.

Errejón mostrará unidad con Mónica Oltra, una de las lideresas a las que precisamente Díaz ha puesto el ojo para su plataforma amplia de izquierdas. Pero antes, debe mostrar que esta unión es posible en Andalucía, donde por ahora la rama de Podemos que dirige Ione Belarra no está dispuesta a ceder y puede hacer naufragar el primer intento de unión.