06 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Grande-Marlaska en Moncloa.

El ministro de la "caza al bulo" difunde un falso caso de violencia de género

El titular de Interior ha tenido que retractarse porque lo que catalogó en la SER como un asesinato machista fue un suicidio. Siendo juez se saltó la presunción de inocencia del hombre.

| L. Moro España

El máximo responsable político de esa "monitorización" de las redes sociales que está llevando a cabo el Gobierno en su lucha contra la desinformación y los bulos ha acabado alentando uno.

Fernando Grande-Marlaska tuvo que entonar este martes un mea culpa públicamente después de que un día antes catalogara como violencia de género un caso que apunta en realidad a un suicidio. 

"Podemos hacer autocrítica y se hace cuando procede. Se me trasladaron unos indicios que determinaron que se abriera un atestado por violencia de género", empezó explicando el ministro. "Quizás ayer, y haciendo autocrítica, me faltó decir que había sido detenido y se seguían las investigaciones por un presunto delito relativo a violencia de género", añadió, e insistió en que los "indicios" que le trasladaron "fueron de violencia de género y el atestado se ha incoado por violencia de género".

Todo comenzó el lunes en una entrevista en la Cadena SER en la que Grande-Marlaska lamentó: "Ha habido un nuevo caso de violencia machista en Valladolid". En concreto, se trataba de una mujer que de madrugada se había precipitado por una ventana en el barrio de Pajarillos.  

El marido fue detenido y el ministro, que además es juez, le condenó en la antena de la SER, saltándose la presunción de inocencia. 

Horas después la Delegación del Gobierno en Castilla y León informaba de que el caso apuntaba a un suicidio y deslizaba que Grande-Marlaska había ido demasiado lejos demasiado rápido.

Este martes, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Valladolid dejó en libertad al hombre a petición de la Fiscalía y decretó el sobreseimiento provisional. Ni el juez ni el fiscal vieron "indicio alguno para imputar conducta delictiva alguna al detenido".

Según el auto, el marido de la fallecida intentó sujetar a su mujer para que no cayera al vacío, tal y como corroboraron testigos.