| 02 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Edificio RTVE en Madrid
Edificio RTVE en Madrid

Sale a la luz el “peaje” de Sánchez para “controlar” TVE: otra cesión a Podemos

El sindicato UGT denuncia la “colocación” de un abogado vinculado a Podemos en altos cargos de RTVE, a cambio de que Elena Sánchez fuese nombrada presidenta del ente público

| M. Centeno España

La guerra que se está viviendo en la cúpula de dirección de RTVE toma dimensiones faraónicas. Después de que el sindicato UGT alertase esta misma semana de que el ente público ha recibido listas negras por parte de CC.OO para vetar de la programación a profesionales públicos de la corporación, ahora ese mismo sindicato denuncia una nueva “tropelía”: el “precio a pagar” por Elena Sánchez para controlar la empresa.

Y es que, tal y como denuncia UGT, el nombramiento de Ángel García Castillejo como director de Área de Políticas Audiovisuales, Servicio Público e Internacional de RTVE, ha sido el “peaje a pagar” para que el PSOE controle el ente público y que Sánchez se hiciera con el poder de la corporación. 

 

“Tornero (el anterior presidente de RTVE) no debió ceder nunca, pero las presiones y el empeño para que este nombre entrase al organigrama de la CRTVE por parte de CCOO-Podemos fue demasiado, y Tornero acabo cediendo, siempre con la inestimable colaboración de CCOO que en RTVE se convirtió ya hace tiempo en un mero brazo transmisor de los dictados de Podemos”, ha espetado en un comunicado el sindicato.

Pero no se queda ahí, porque el “precio a pagar” es mucho mayor: “Ahora quieren dar un paso más, uno de gigante para elevarlo a la derecha de la presidenta interina como director del Gabinete de Presidencia de la CRTVE, en sustitución de José Juan Ruíz. Se pondría así en la cabeza del organigrama y seguro que ya sueña con asaltar desde ahí los cielos, ahora ocupados por una presidencia interina que con su nombramiento ya está dejando muy claro que hará cuanto le indiquen estos consejeros para poder mantenerse en el cargo. De hecho, El Señor Castillejo ya anda asistiendo a reuniones con la presidenta interina y presentándose con ese cargo, que aún no posee pero ya ostenta… Lamentable”, denuncia UGT.

Un cargo, el de Castillejo, al que llegó, según UGT, aprovechándose de los interinos de CRTVE, “ofreciéndoles sus servicios y los del despacho de abogados, asegurándoles que no irían a unas convocatorias libres a las que afirmó que les abocaba el III Convenio, y que obtendrían su fijeza gracias a la gestión suya y del despacho de abogados”.

Algo que, según el sindicato, no se ha producido en absoluto, “porque es precisamente el III Convenio, con las modificaciones acordadas, el que permitirá que unos 315 trabajadores interinos, contratos por obra, eventuales o indefinidos no fijos obtengan su fijeza en unos procesos justos en los que se atenderá su situación y su antigüedad en CRTVE, gracias también a la propuesta que trasladamos a través de la Plataforma de Interinos para que las empresas mercantiles se incorporaran a la "Lev de Interinos’”.

Algo que añade más polémica al asunto, puesto que en todo ello hay “negocio”: “No le importó mentir sobre las consecuencias del III Convenio para los interinos, y aprovechando el temor generado con esa mentira les prometió defensa jurídica y representarles en los despachos de la CRTVE para obtener sus plazas, y también formar bajo su dirección y tutela un lobby de interinos que arrancase decisiones favorables a sus intereses de la dirección de la CRTVE".

De este modo, según UGT, les ofreció desde MEL Abogados, bufete del que era socio director, "Soporte y asesoramiento jurídico especializado al Colectivo de trabajadores con contratos de interinidad de la Corporación de Radio Televisión Española en el marco de la aprobación del III Convenio Colectivo de CRTVE". Pero evidentemente no sería gratis: el precio, 150 euros por cabeza y 300 más si conseguían resultados positivos. Por todo ello, UGT exige que se revierta esta situación que, todo parece indicar, se alargará en el tiempo.