| 08 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez en el escaño que ocupaba cuando era secretario general del PSOE
Pedro Sánchez en el escaño que ocupaba cuando era secretario general del PSOE

Sánchez se oculta tras la "conjura de los alcaldes" para ejecutar su venganza

Sólo unos pocos en su entorno atisban las intenciones del exlíder del PSOE, desaparecido de la primera línea desde su dimisión el 1 de octubre. Pero parece que no está dispuesto a rendirse.

| Javier Ruiz de Vergara España

Una vacaciones envidiables inspiradas en la Ruta 66 que une Los Angeles y San Francisco es toda la actividad a la que se ha dedicado Pedro Sánchez desde su dimisión tras la asonada de los barones en el Comité Federal del 1 de octubre. Su ausencia en los dos plenos del Congreso celebrados tras su defenestración y el plantón al presidente de la gestora en las dos cumbres convocadas por Javier Fernández con sus diputados y senadores han provocado el runrún permanente en las filas socialistas. 

¿En qué piensa Pedro Sánchez? ¿Prepara el contraataque una vez comprobada la derrota del "no es no"?. Estas son algunas preguntas que circulan en las últimas dos semanas entre los dirigentes del PSOE. Quien podría contestarlas al margen de Sánchez, su exnúmero dos Cesar Luena, se ha encogido de hombros estos días al ser cuestionado por los periodistas en el Congreso.

Pero en las últimas horas han trascendido algunos detalles sobre las intenciones del ex secretario general y su hoja de ruta para tratar de recuperar el liderazgo en el  39 Congreso Federal que la gestora va a estar obligada a convocar en los próximos meses. En un principio, salvo cambio de opinión de última hora, Sánchez ha trasladado a sus fieles su decisión de no asistir este domingo al Comité Federal.

Sánchez, que tiene asiento permanente en ese órgano en su calidad de ex secretario general -como González, Almunia, Zapatero y Rubalcaba-, considera que su presencia puede enrarecer el clima de la reunión y va a delegar en sus tres barones más afines la defensa de su estrategia. Se trata de la balear Francina Armengol, el vasco Patxi López y el catalán Miquel Iceta.

Sánchez pretende escenificar sus intenciones asistiendo al pleno de investidura y votando 'no' a Rajoy

Lo que sí ha trasladado a su equipo el ex líder socialista es su intención de asistir a las votaciones del pleno de investidura de Mariano Rajoy donde nadie duda, ni susanistas ni pedristas, Sánchez va a escenificar con su "no" su disposición a seguir enarbolando la bandera de la militancia.

La "conjura de los alcaldes"

Sin embargo, pese a su desaparición de la escena pública, Sánchez ha permanecido muy atento a una iniciativa de algunos cuadros medios del PSOE que han recogido firmas reclamando la convocatoria de un congreso extraordinario. Una iniciativa liderada por dos alcaldes socialistas muy mediáticos y con mucho predicamento en las redes sociales: el de Valladolid, Oscar Puente, y el de Jun, José Antonio Rodríguez.

 En apenas dos semanas, en esta especie de toma de temperatura para Sánchez, ambos ediles han logrado ya 90.000 firmas -aspiran a las 120.000- entre las bases reclamando un congreso extraordinario del PSOE. A ambos ediles se han unido también la alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet, Nuria Parlon, y Jordi Ballart, primer edil de Terrasa, además de un gran número de alcaldes andaluces críticos con Susana Díaz.

Algunos dirigentes socialistas con pocas simpatías hacia Sánchez reconocen a ESdiario que todos estos ediles, afines al ex secretario general, están en realidad allanando el camino a una alternativa a la lideresa andaluza de cara a las próximas primarias y al  39 Congreso Federal. Y todos coinciden en que Sánchez no ha tirado aún la toalla.