| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El Rey tiene su gran cita con los españoles este viernes.
El Rey tiene su gran cita con los españoles este viernes.

El Rey vuelve a dar la cara en otro año amenazado por el fuego amigo de Sánchez

Felipe VI tiene cita con su tradicional mensaje de Nochebuena marcado de nuevo por la situación del Emérito y la emboscada permanente de todos los socios del PSOE.

| J.R.V y E.M España

Aún este mismo miércoles, en la última sesión de control al Gobierno del 2021, reservó Pedro Sánchez cinco minutos de su intervención para lanzar un rejonazo con destino al Palacio de la Zarzuela.

Lo hizo cuando dio alas a sus socios de la coalición Frankenstein al reiterar y enfatizar que la actitud del rey Juan Carlos I "daña" a la Corona. Más aún, Sánchez volvió a segar la hierba bajo los pies de Felipe VI al garantizar a Podemos y los independentistas que Moncloa no tiene "ningún plan" para facilitar el regreso del Emérito a España.


Nada nuevo bajo el sol. Porque las relaciones entre el gobierno progresista y el actual Jefe del Estado han estado este año que termina marcadas por el axioma del una de cal y otra de arena. Elogios a Felipe mientras se alimentaban las sospechas contra su padre. Sin prueba consistente alguna.

Con este escenario comparece Felipe VI este viernes en su tradicional mensaje de Navidad, el más sincero, directo y de más reacciones políticas de cuantos pronuncia a lo largo del ejercicio.

 

El Rey y Pedro Sánchez, esta semana en la inauguración del AVE a Galicia, su último acto institucional conjunto.



Según fuentes de la Zarzuela consultadas por ESdiario, la intervención de Felipe VI será sobria y pegada al terreno. Sus tradicionales llamamientos a la unidad, un mensaje de confianza en la recuperación postpandemia y un reconocimiento expreso a los profesionales que la siguen combatiendo.

Habrá, como en estos últimos dos años, un mensaje sobre el papel de la Infanta Leonor. El mensaje implícito a los socios de Sánchez de que la continuidad de la Corona que dicta la Constitución está garantizada.

Un 2021 de tira y afloja

La relación del Gobierno de Pedro Sánchez y la Jefatura del Estado que encarna Felipe VI no ha estado exenta de tiras y aflojas a lo largo de este 2021. Si en 2020 fue sonado el polémico veto del Gobierno a la presencia del Rey en Barcelona durante la entrega de despachos de los nuevos jueces, este año han continuado los rifirrafes, con Podemos y otros socios del PSOE calentando el ambiente.


El Rey Emérito ha sido sobre todo la excusa utilizada para atacar a la Casa Real. Podemos y los socios populistas e independentistas de Sánchez no han dejado de intentar llevar al Rey Juan Carlos al Congreso vía comisión de investigación. Hasta 15 comisiones de investigación han registrado, en las que los socialistas han tenido que echar mano de PP y Vox en la Mesa del Congreso para que no salieran adelante.

 

Habrá, como en estos últimos dos años, un mensaje sobre el papel de la Infanta Leonor. El mensaje implícito a los socios de Sánchez de que la continuidad de la Corona que dicta la Constitución está garantizada.


También la vuelta de Juan Carlos I ha supuesto un motivo de desencuentro entre el Gobierno y la Casa Real. Podemos sólo acepta el retorno a España del exMonarca para responder ante la Justicia por sus "supuestas actividades corruptas". Pedro Sánchez, no tan directo, acusa al Emérito de "dañar la imagen de la Corona" y le pide "explicaciones", pero no responde a si debe volver o no.

Sánchez sí ha abierto el melón de la inviolabilidad del Rey, otro motivo de discordia con la Casa Real. Tanto el presidente como la ministra de Justicia han advertido de que "se puede revisar", una de las reclamaciones de los socios de Sánchez.

Y como no, el ego sanchista lleva a Sánchez a protagonizar actos y gestos reservados para el Jefe del Estado, como salir por la Puerta de los Leones del Congreso a recibir al presidente de la República Italiana cuando ya lo había recibido antes Felipe VI. Nada nuevo bajo el sol, un año más.