| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Félix Bolaños y Yolanda Díaz, dos de los pilares del Gobierno de Pedro Sánchez.
Félix Bolaños y Yolanda Díaz, dos de los pilares del Gobierno de Pedro Sánchez.

Bolaños, Yolanda Díaz y Lastra naufragan y dejan a Sánchez a la intemperie

En el PSOE muchos se remueven en sus asientos ante la deriva del Gobierno, reflejada en el pleno de este jueves. Y los barones señalan a los nombres claves por los que todo chirría.

| Javier Ruiz de Vergara España

El PSOE es un hervidero en estos días. Y este jueves todos los barones se revolvieron en sus asientos ante el “ejercicio de impotencia”-según fuentes socialistas- del partido que lidera Pedro Sánchez.

Y es que a la deriva personalísima del secretario general -que ha marginado a su ejecutiva y su comité federal hasta límites nunca conocidos en la historia de la formación del puño y la rosa- se añade el más absoluto naufragio de la red de seguridad del inquilino de La Moncloa.

“Nadie prepara los temas, nadie negocia las iniciativas parlamentarias, cada votación es una agonía”, es el lamento común que se escucha en las federaciones territoriales socialistas. Y tres son los señalados ante este caos agónico que ha tenido su último ejemplo en el intenso pleno del Congreso este jueves. En el ámbito socialista, los marcados son el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra.

 

 

Tampoco entusiasma la labor de Héctor Gómez, aunque en este caso con maledicencia muchos dirigentes territoriales lo que se preguntan es cómo ha llegado al cargo tan exigente de portavoz parlamentario de un gobierno en notable minoría y franca debilidad. A este trío de ases del PSOE se une desde su supuesto liderazgo en Unidas Podemos, la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz, en teoría la imprescindible bisagra entre socialistas y morados.

Sobre Bolaños el diagnóstico entre los barones no puede ser más demoledor: “Ha hecho buena a Carmen Calvo”, se ironiza. Y se apostilla: “Quien mucho abarca poco aprieta”. Al vicepresidente político de facto de Sánchez se le reprocha no cerrar acuerdos con sus socios y el resto de Frankenstein antes de someter a votación las iniciativas gubernamentales. Y su papelón en el escándalo Pegasus y en la crisis consiguiente en el CNI.

 

Sobre Lastra muchos en las baronías se preguntan para que la sacó Sánchez de la portavocia del Congreso si era para liberarla y endosarle dedicación exclusiva al partido. Porque Lastra no parece estar ayudando mucho a Moncloa para engrasar las relaciones y los acuerdos con el variopinto universo de los socios de Ferraz. Ni a ayudar a hacerlo a su sustituto, el inexcrutable Héctor Gómez. Su griterío este jueves en la tribuna está dando mucho que hablar.

¿Y del papel de Yolanda Díaz? Pues los barones creen que tras un “inicio esperanzador” parece evidente que está fracasando en su pulso con Ione Belarra e Irene Montero. Hasta el punto que este jueves no ha podido evitar que los suyos vetaran la primera ley del gobierno de coalición.

Un signo de preocupante debilidad para el PSOE. Con este panorama llega Sánchez y su partido a la campaña electoral de las andaluzas. E inmediatamente después al Debate de la Nación. El presidente camina hacia el abismo. Y también parece haber naufragado su red de seguridad.