| 25 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Oltra observa a Puig en una imagen de archivo
Oltra observa a Puig en una imagen de archivo

Temor en el PSOE a que Oltra acabe "achicharrada" por los abusos y les salpique

Cargos socialistas se lanzan en tromba a defender con ahínco a la vicepresidenta valenciana ante la preocupación de que el desgaste de Compromís acabe con Ximo Puig fuera de la Generalitat

| E. M. España

Objetivo salvar al soldado Oltra.  Con este título podría definirse la campaña emprendida desde el PSOE para evitar que la imagen de la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y líder de Compromís, Mónica Oltra, acabe tan quemada que ponga en jaque el gobierno de Ximo Puig en unas futuras elecciones que muchos auguran inminentes.

Hay preocupación en el PSOE, sobre todo entre los socialistas valencianos. Las palabras de la vicepresidenta Nadia Calviño contra Pablo Casado llamándole “desequilibrado” por denunciar el tema de los abusos a menores, y los continuos mensajes de apoyo de dirigentes del PSOE a Oltra no es porque les preocupe la líder de Compromís, es porque saben que el caso podría acabar afectando al propio Puig y quemando a Oltra, y con ello las perspectivas electorales del socio socialista.

 

Ha sido un mal comienzo de año para Mónica Oltra, que ha visto como el caso de abusos sexuales de su exmarido a una menor tutelada por su propia conselleria se investigará en el Parlamento Europeo, se ha reabierto la investigación contras los trabajadores de la conselleria por desacreditar en su día a la víctima y además el defensor del pueblo valenciano apunta en un informe a que podría haber 175 casos de abusos.

Cercada en el Parlamento

El PP ha reforzado su ofensiva, haciendo del tema de los abusos a menores tutelados en la Comunidad Valenciana un tema nacional -el propio Casado se ha referido a ello hace dos días- y pidiendo la comparecencia de Ximo Puig. T

Tal es la presión que Oltra ha cedido a comparecer en el parlamento valenciano para explicar las acusaciones de 175 menores abusados y ha salido visiblemente molesta y nerviosa a hacer lo mejor que sabe: decir que todo son “mentiras y manipulaciones del PP” y ella es la paladín de la justicia social “que no se arruga ante nadie”.

Dirigentes del PSOE al rescate

Pero por mucho que al final Oltra dé la cara y evite que lo haga Puig, en el PSOE cunden los nervios ante un tema que no parece deshincharse. Por ello, hasta consellers del Gobierno valenciano con un perfil político bajo como el titular de Hacienda, Vicent Soler, se han lanzado a apoyar a Oltra con mensajes como “lo que le está haciendo la oposición a Oltra no tiene nombre ¿o sí?".

El portavoz del PSOE en Les Corts, Manolo Mata, más asiduo a la batalla política, salió con un “es repugnante la campaña emprendida contra Mónica Oltra. Ha dedicado su vida a luchar por las personas más desprotegidas y manipular los hechos para dañarla es atacar la esencia de la democracia. Quienes lo hacen no son gente de bien”.

La eurodiputada valenciana del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero, que suele tener un perfil bajo, sí se ha mostrado muy molesta en que se investigue a Oltra, “la irresponsabilidad del PP no tiene límites. Desprestigia a nuestro país y utiliza torticeramente las Instituciones europeas para hacer oposición, aunque sin éxito El PP no está a la altura de la UE ni de España”.

Todos estos mensajes del PSOE, en la misma semana que además nuevamente se ha sido público el testimonio de Teresa, la joven que fue abusada por el ex de Oltra, siguen la misma línea: presentar a Oltra como una víctima y al PP como irresponsable por pedir explicaciones de este tema. Pero la victimización de la vicepresidenta valenciana lo que realmente encierra es la preocupación socialista por el cariz que puede coger el caso.