| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Irene Montero
Irene Montero

Indignación total con Montero tras sus palabras sobre la “sexualidad” de niños

Las redes se vuelcan en reproches a Montero después de que dijera en el Congreso que “los niños, niñas y niñes” pueden tener relaciones sexuales con quien quiera de forma consentida

| M.C España

Nueva polémica alrededor de la ministra de Igualdad, Irene Montero. Y es que este miércoles, la política de Unidas Podemos ha espetado en una comisión en el Congreso de los Diputados que los “niños, niñas y niñes” tienen derecho a mantener relaciones sexuales con quien quieran siempre y cuando sea de una forma consentida. 

Es decir, que para la ministra de Igualdad, según sus propias palabras, está favor de que una niña mantenga relaciones sexuales con una persona mayor de edad, siempre y cuando ambas partes estén de acuerdo y sin tener en cuenta que la opinión de la niña puede estar distorsionada por la falta de madurez. O eso es lo que han interpretado muchos ciudadanos en las redes sociales. 

Y es que las declaraciones han sido tan polémicas, que españoles de todo signo político han salido a las redes a pedir a la ministra que rectifique sus palabras, las matice y por su puesto, pida disculpas: “Qué barbaridad. Irene Montero debe rectificar de inmediato esto. Es gravísimo”, decía una de las tuiteras. 

Otros españoles, incluso, han ido un paso más allá: “El Gobierno debe fulminar de su cargo a Irene Montero esta misma noche, y no sé si la fiscalía debería meterle mano. Todo lo que no sea eso es aceptación de la pedofiIia por la sociedad española”. Pero esa frase no es la única que ha levantado ampollas en la sociedad. 

Montero, en su intervención en el Congreso, ha señalado también que cualquier niño tiene derecho a conocer su cuerpo, tal y como recoge la ley trans llevada a cabo por el Ejecutivo. Algo que muchos periodistas, juristas y abogados han matizado destrozando los planes de Montero: “El derecho a conocer el cuerpo de uno no existe. Todas las personas ya lo hacen sin necesidad de su Ministerio”.