| 15 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Teresa Ribera durante su comparecencia de este lunes.
Teresa Ribera durante su comparecencia de este lunes.

Teresa Ribera exhibe la incapacidad del Gobierno para atajar el tarifazo

La vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica rechaza las recetas de Unidas Podemos -para enfado de estos- y no concreta las suyas. La única certeza es que el recibo seguirá subiendo.

| A.I.M. España

La comparecencia de Teresa Ribera este lunes en el Congreso para hablar del desorbitado recibo de la luz ha puesto en evidencia hasta qué punto está enconado el debate entre la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica por un lado y Unidas Podemos por el otro. La primera, con el apoyo expreso y público de Nadia Calviño además.

El portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, no esperó siquiera a que Ribera hubiera acabado su intervención para acusarle a través de Twitter de tener las mismas soluciones que el "oligopolio eléctrico". Lo cual, a su juicio, "es difícil de creer que pueda servir para bajar la factura de la luz". 

Echenique mostró así su enfado por el rechazo de Ribera a la segunda solución que Unidas Podemos ha propuesto este verano a la escalada de precios, después de la creación de una eléctrica pública. Esto es, establecer un precio fijo para la energía nuclear y uno máximo para la hidroeléctrica.

 

Pero durante su comparecencia en la Cámara Baja, la responsable de Transición Ecológica rechazó de plano la idea de intervenir por la vía del ordeno y mando en el mercado mayorista, que es al fin y al cabo la propuesta de los de Yolanda Díaz. Porque, según ella, existe una "prohibición expresa" de la Comisión Europea y por tanto el derecho comunitario acabaría tumbándoselo. 

 

Ribera apostó, por contra, por introducir cambios en la tarifa regulada o PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), y aquello sonó a Unidas Podemos a rendición ante las compañías eléctricas. "Una de las formas que tienen las eléctricas para forrarse -además de manipular el mercado- es ofrecer unas facturas 'estables' del mercado libre en las que ellas siempre salen ganando y tú siempre sales perdiendo", escribió Echenique.

Para rematar, el portavoz de Unidas Podemos en la Comisión, Txema Guijarro, dejó caer a la vicepresidenta tercera: "La ciudadanía española tiene la impresión de que sus intereses no han estado tan presentes". 

Nada concreto

En cualquier caso, no hubo concreción en la exposición de Ribera, más allá de preparar a la ciudadanía para una escalada de precios que aún durará meses -subirá el 25% este año- y de criticar a las eléctricas por no mostrar "ninguna empatía social". 

Pero soluciones concretas, ninguna, mientras Unidas Podemos sigue acusando a la parte socialista del Gobierno de "marear la perdiz".  Ribera tampoco dijo ni sí ni no a la posibilidad -en el largo plazo en cualquier caso- de tener una eléctrica pública.

Pero aclaró: "Con independencia de la titularidad pública o privada de cualquier generador de electricidad, si opera en el mercado está sometido a las mismas reglas". Y puso el ejemplo de Italia, donde a pesar de contar con la pública Enel la escalada de precios es también muy acusada.

"Su escudo social era otra mentira. Prometió bajar el precio de la luz y está más caro que nunca. Se llevan 3.000 millones de euros de impuestos mientras la factura doméstica se dispara. En el Gobierno aprobaremos una ley para sacar los costes no energéticos del recibo", sostuvo Pablo Casado en Twitter tras escuchar a Ribera.

Al margen de eso, a la vicepresidenta le pareció buena idea crear una comisión en el Congreso para estudiar las causas de las constantes subidas del precio de la luz, una idea de Más País-Equo, Compromís y Nueva Canarias. Comisiones que difícilmente conducen a ningún puerto.