| 16 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo.
El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo.

Un alcalde cambia seis calles por "franquistas" con solo 147 votos de vecinos

Una irrelevante encuesta con escasísima participación le ha servido al PSOE para cambiar de nombre a media docena de vías públicas en Guadalajara.

| Yolanda Lorenzo España

No es un pequeño pueblo, sino toda una capital de provincia, Guadalajara, pero su alcalde, con muy poco apoyo popular, ha decidido cambiar el callejero. Seis calles tienen otro nombre desde este martes, 10 de agosto, con el único respaldo de los 147 votos válidos de los vecinos empadronados que han participado en una encuesta habilitada para tal efecto.

Los cambios se han argumentado en base a que, según el alcalde socialista de la ciudad, Alberto Rojo, "es un deber legal pero sobre todo es un deber moral" retirar del callejero las calles dedicadas a personas relacionadas con la dictadura franquista.

 Por ello, puso en marcha una comisión de expertos formada por 17 personas con el fin de que entre ellas se elaborase un listado con veinte nombres de mujeres de la historia de la ciudad para la apertura de un proceso participativo con el que poder sustituir los actuales nombres de calles por el de algunas de ellas.

Así, finalmente de esas seis calles, cinco tendrán nombre de mujer, habiendo sido elegidos cuatro de ellos a través de la encuesta en la que participaron poco más de un centenar de vecinos.  Los otros dos nombres son La Carrera, como popularmente ya se conoce y ya se menciona a la calle del Capitán Boixareu Rivera, y María Pacheco, figura clave en la Revuelta de las Comunidades en Castilla de la que se cumplen 500 años.

A estas nuevas denominaciones se une que la calle Hermanos Ros Emperador pasa a ser la calle Aldonza de Mendoza, la Travesía Hermanos Ros Emperador pasa a ser la calle Gabriela Mistral, la calle de Fernando Palanca pasa a ser la calle de Margarita Salas y la calle del General Moscardó Guzmán pasa a ser la calle de Brianda de Mendoza y Luna.

Críticas de Vox

Por su parte, el Grupo Municipal Vox en el Ayuntamiento de Guadalajara ha advertido de que está dispuesto a llevar al equipo de Gobierno municipal ante la justicia por el cambio de nombre y ha mostrado su "rechazo más absoluto" a esta decisión y a que, a su juicio, esta decisión pretende "reescribir la historia imponiendo una memoria histórica sectaria, totalitaria, guerracivilista y anticonstitucional".

Además, el portavoz de la formación en el Consistorio guadalajareño, Antonio de Miguel, ha afirmado que "este capricho de Rojo, permitido por los socios de gobierno como Ciudadanos, va a costar 8.500 euros a los vecinos de Guadalajara".