| 29 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Sánchez presidiendo el último Comité Federal del PSOE, en marzo y sobre Ucrania.
Sánchez presidiendo el último Comité Federal del PSOE, en marzo y sobre Ucrania.

Los barones asisten al "155" de Moncloa en el PSOE como convidados de piedra

El Comité Federal se reúne este sábado para asumir otro golpe de timón de su líder, sin posibilidad de negociarlo. Los barones, escépticos con los cambios, se apuntan a la autogestión.

| Javier Ruiz de Vergara España

Este sábado, con media España de vacaciones o en la playa de fin de semana, los cerca de 400 máximos dirigentes del PSOE en toda España viajarán hasta Madrid para revolucionar la dirección de su partido. En realidad, los miembros del Comité Federal -máximo órgano entre Congresos- podrían perfectamente participar en el sanedrín socialista por videoconferencia.

Porque por tierra, mar y aire, el quien es quien socialista se va a plantar en la sede madrileña de la calle Ferraz para decir amén, una vez más, a las decisiones previamente cocinadas y filtradas por Moncloa. Y así, sin debate previo, los miembros del Federal asumirán los cambios urdidos y decididos por Pedro Sánchez sin negociación previa con barones y secretarios provinciales.

A algunos de los primeros, Vara y Lambán, -aprovechando sus visitas a los incendios en Extremadura y Aragón- ha tenido Sánchez el detalle de esbozarles sus planes esta semana. Pero la gran mayoría se enteró este jueves a la vez que el resto de los españoles.

El porvenir de Félix Bolaños es la comidilla del "otro PSOE", el que vive ajeno y estupefacto a los vaivenes del sanchismo, aunque calla impotente.

Así, el Comité Federal volverá a encontrarse como hizo el pasado mes de marzo para escuchar disciplinado a Sánchez -en aquella ocasión para asumir su estrategia sobre Ucrania y la OTAN- y para visar unos cambios en los que los máximos dirigentes socialista no han tenido voz previa.

Los de María Jesús Montero como nueva vicesecretaria general, Patxi López como portavoz en el Congreso, y Pilar Alegría como nueva portavoz del PSOE. Por cierto que Sánchez ha devorado ya dos rostros de Ferraz: Óscar Puente y el efímero Felipe Sicilia.

 

 

Los aplausos cerrados al líder en el Debate de la Nación se van a reproducir este sábado en Ferraz.

 

En el PSOE territorial  hay notable escepticismo sobre los cambios que Sánchez oficializará este sábado, según reconocen a ESdiario fuentes socialistas. Aunque muchos se abonan al "peor es imposible", que resume el hartazgo que en los barones han provocado las "broncas diarias" entre Adriana Lastra y Santos Cerdán. Tal vez por ello, el aragonés Javier Lambán reclamó ya este jueves "autonomía" a la nueva cúpula.

 

Y en las baronías cunde también el estupor por lo efímera que ha sido la hoja de ruta salida del 40 Congreso Federal de Valencia, en octubre pasado. La "socialdemocracia", la guía ideológica elegida por Sánchez para los próximos años, quedó enterrada en el reciente Debate de la Nación.

Y los responsables de fijar el rumbo, Adriana Lastra y Félix Bolaños, han desaparecido del mapa. La primera ha sido fulminada sin piedad por el presidente. El porvenir del segundo es la comidilla del otro PSOE, el que vive ajeno y estupefacto a los vaivenes del sanchismo, aunque calla impotente. Ese es el que tiene este sábado cita testimonial en Ferraz.