21 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pablo Iglesias e Irene Montero

Crece la ola contra Iglesias y Montero para que expliquen su enorme riqueza

La difusión de la riqueza acumulada por la pareja "presidencial" del partido coincide con el "Caso Neurona" y alimenta las dudas y preguntas incluso dentro de Podemos.

 

Pablo Iglesias y Podemos crecieron prometiendo que nunca cobrarían más de tres veces el SMI; llamando millonarios a aquellos que tuvieran un patrimonio superior al millón de euros; atacando al ministro De Guindos por vivir en un ático "de lujo" en el centro de Madrid o considerando indecente no pagar impuestos como los de sucesiones o patrimonio.

Todo ello ha quedado enterrado con la difusión del jugoso patrimonio, bienes y ahorros del líder de Podemos y de su pareja, Irene Montero, acumulado durante sus años de dedicación política: antes de entrar en las instituciones, sus posibles eran modestos.

Pero en este tiempo, coincidiendo con el mayor empobrecimiento de España en décadas, se han convertido en millonarios, multiplicando por seis y siete veces sus posibles; viven en un chalet de lujo en la privilegiada Sierra de Madrid y han incumplido todo aquello que el propio Iglesias decía, con su vehemencia habitual, en un programa de televisión hace unos años: 

"Si la mayor parte de mis ciudadanos están cobrando mil, nosotros tenemos que ser un ejemplo. Y es verdad que eso no soluciona los problemas, pero eso es una actitud. Es una manera de decir, mientras en mi país la mayor parte de la gente no se puede ir de vacaciones y no cobra más de mil euros, yo no puedo cobrar cuatro mil…".

 

Lo cierto es que, de aquellas palabras, nada ha quedado y la pareja no ha dejado de engordar sus cuentas, su patrimonio inmobiliario y productos financieros que, en total, superan el millón de euros.

Ni las herencias de Irene Montero, obtenidas tras el fallecimiento de su padre, explican un enriquecimiento imposible con una retribución que técnicamente no podía pasar de los 2.100 euros mensuales, en los primeros años de su vida política, y de los 2.700, en los últimos: en ambos casos ésa es la cifra que sale de triplicar el Salario Mínimo Interprofesional.

 

 

¿De dónde ha salido entonces tanta riqueza? El primero en hacer la pregunta en público ha sido uno de los pesos pesados en el origen del partido, su secretario general en Madrid, Ramón Espinar, hoy apartado de la formación pero no de la vida pública. Su pregunta ha conmocionado el "universo Podemos" y destrozado literalmente la imagen de Iglesias y Montero, por su claridad y sencillez:

"Podemos tiene que asumir que forma parte del juego democrático que, si tu líder entra en política en 2014 con 45.000 euros y sale en 2021 con un patrimonio de 800.000, te pregunten por eso", ha dicho en referencia a Iglesias. Con un añadido igual de nítido para Montero:

"Entró en política con 6.000 euros en la cuenta. Hoy declara otros 800.000 euros. Nadie piensa que haya nada raro, por supuesto. Pero explicar estos incrementos patrimoniales en fundamental para poder exigir a los demás transparencia", concluyó.

Una bomba en Podemos

Ese mensaje no es solo de Espinar, según ha confirmado ESdiario en el entorno del Podemos "original", donde se ha instalado la duda y, en todo caso, la crítica política. "Tienen que explicarlo... si tiene explicación", asegura a este periódico alguien muy cercano al Vistalegre fundacional.

 

Y añade algo que enlaza con los casos de presunta corrupción que investigan distintos juzgados en estos momentos: la financiación irregular del partido, su supuesta Caja B y el manejo de fondos públicos con fines distintos a los previstos, tal y como describe la instrucción del "Caso Neurona" y ya apuntó el Tribunal de Cuentas en una resolución oficial.

 

 

 

Que de la nada económica y laboral Iglesias y Montero hayan llegado a la riqueza y a vivir en una mansión inasumible con los sueldos limitados que imponía en su día Podemos, siempre fue una pregunta que muchos se hicieron.

Ahora se ha planteado en público y, sea cual sea la respuesta oficial, el impacto en la credibilidad de ambos es demoledor: aunque todo fuera legal, nadie olvidará ya que se han hecho ricos gracias a la política. Y eso, en Podemos, es insoportable.