| 01 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente del Supremo, con Pedro Sánchez en La Moncloa.
El presidente del Supremo, con Pedro Sánchez en La Moncloa.

El Supremo "agónico" da la voz de alarma: el Gobierno le aboca al caos y colapso

Se puede decir más alto pero no más claro. El Poder Judicial lanza un S.O.S al Congreso de forma desesperada. Y destapa las consecuencias del manoseo de Moncloa a la Justicia.

| J.R.V España

Tanto decretazo ad hoc, tanta maniobra con nocturnidad y tanta injerencia del poder ejecutivo al judicial han acabado teniendo las consecuencias previstas por los propios jueces.

El Tribunal Supremo ha acordado dirigirse al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para solicitarle que transmita al Congreso de los Diputados y al Senado su "honda preocupación" ante la no renovación del órgano de gobierno de los jueces porque esto conlleva la "imposibilidad legal de realizar nombramientos discrecionales", lo que está creando una "situación que, de continuar, será insostenible".

 

En un comunicado emitido este lunes, la Sala de Gobierno del Alto Tribunal ha explicado -como ya ha hecho en ocasiones anteriores- que el "paulatino aumento de vacantes que no pueden ser cubiertas merma la capacidad del Tribunal Supremo de cumplir la función que la Constitución y las leyes le encomiendan". Así las cosas, ha avisado de que "en no mucho tiempo" la situación actual "supondrá dificultades extraordinarias" para el funcionamiento del tribunal.

 

El mensaje del Supremo tiene lugar después de que el pasado jueves por la noche se diera a conocer que el PSOE presentaría ante el Congreso una propuesta para reformar la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que se aprobó en marzo de 2021 y que prohíbe al órgano de gobierno de los jueces realizar nombramientos discrecionales estando en funciones, situación en la que se encuentra desde diciembre de 2018.

De aprobarse la iniciativa de los socialistas, el CGPJ seguiría sin poder nombrar jueces en órganos como el Tribunal Supremo, pero podría proponer a dos de los cuatro candidatos -los otros dos le corresponden al Ejecutivo- del Tribunal Constitucional, lo que permitiría cumplir con la renovación parcial de la corte de garantías que está pendiente desde el pasado 12 de junio.

La revuelta de los jueces

Las asociaciones de jueces criticaron el viernes la medida propuesta por el PSOE. Para la Asociación Profesional de la Magistratura, "no aporta ninguna solución" a la situación de bloqueo que atraviesa la judicatura y solo "deja en evidencia qué idea tiene quien propone de lo que debe ser el Constitucional", según su presidenta María Jesús del Barco.

Desde la Asociación Judicial Francisco de Vitoria calificaron la iniciativa de "disparate" y aseguraron que este movimiento evidencia la inteción de sus proponentes de "utilizar la legislación a la carta".

Juezas y Jueces para la Democracia aseguró que aunque desde la asociación son "muy respetuosos" con el poder legislativo, "quizás este no era el momento oportuno" para presentar esta propuesta de reforma. Y Foro Judicial Independiente indicó que se trata de "un intento más de controlar los nombramientos y hacerlos al interés del Gobierno".

Vocales del CGPJ han denunciado además que temen que la propuesta del PSOE genere más tensión en las negociaciones con el PP para renovar el órgano de gobierno de los jueces. Advierten de que esta iniciativa da la sensación de que se está "jugando" con las competencias y facultades de los propios miembros del órgano de gobierno de la carrera.