| 06 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pablo Iglesias y Ramón Espinar durante su etapa en Podemos
Pablo Iglesias y Ramón Espinar durante su etapa en Podemos

Espinar ajusta cuentas con Iglesias y sus pretorianos se revuelven: "Rencoroso"

El exdirigente de Podemos al vicepresidente tras sus polémicas palabras: “¿Por qué nadie va a creerte ahora?”. Levanta ampollas en los fieles a exjeje: “rencoroso, con lo que te defendimos”.

| E. M. España

Las palabras de Pablo Iglesias el pasado fin de semana en Valladolid sobre la crisis de Ucrania y su famosa frase “Yo ya no soy político, puedo decir la verdad” siguen generando reacciones y dando mucho de qué hablar, no sólo entre el PSOE al que ha sentado muy mal por desacreditar la estrategia internacional, o entre la oposición que lo consideran un reconocimiento de que Iglesias y el Gobierno mentían. También antiguos compañeros de Podemos como Ramón Espinar han aprovechado esta salida de tono de Iglesias para ajustar cuentas.

El que fuera en el pasado uno de los principales referentes de Podemos, líder del partido en Madrid y portavoz en el Senado, desde 2019 fuera de la política activa, Ramón Espinar, ha mostrado su opinión crítica con las palabras de Iglesias y ha levantado en armas a sus antiguos compañeros y a los pretorianos del exvicepresidente del Gobierno, que siguen siendo numerosos entre los morados.

 

“No había visto lo de ‘ya no soy político, ya puedo decir la verdad’. Al margen de la sensación que me produce: si afirmas que cuando eras político no decías la verdad, ¿por qué nadie va a creerte ahora? La motivación para decir verdad no es dónde estás, sino quién quieres ser”, es la valoración de Espinar sobre su antiguo amigo.

Pero las palabras de Espinar no han gustado entre los seguidores de Podemos, que le han dedicado todo tipo de mensajes. Algunos recuerdan al ex dirigente podemita que “con la de berenjenales en los que te metiste y te defendimos. En fin, que te vaya bonito y ojalá tengas alguna vez la mitad de claro que Pablo Iglesias a dónde quieres llegar y qué quieres hacer por tu país. Con tantas puñaladas traperas demuestra que es un hombre fuerte y lleva mucho dentro”.

Otros optan por justificar y matizar las palabras de Iglesias explicándole a Espinar que “cualquiera persona sin graves problemas cognitivos entiende que un cargo público requiere algo más de prudencia en sus declaraciones, lo cual no está reñido con decir la verdad, como siempre hizo Pablo Iglesias. Te sobran malas intenciones. El rencor es un lastre”, con la puntilla de “rencoroso” hacia Espinar, quien por cierto fue del sector pablista cuando en la formación estaba la pugna con Errejón.

 

No todo son críticas a Espinar, simpatizantes del PSOE le contestan estar de acuerdo con él, algo que irrita más a los seguidores de Iglesias. Un defensor de las palabras de Espinar lo explica gráficamente: “Llega este señor (Espinar) y dice algo muy lógico y vienen a contestarle una manada de aficionados a Pablo Iglesias. Sí, Pablo Iglesias para muchos, es como un equipo de fútbol, con hinchas irracionales detrás”.

Alguno hasta menciona a Manuel Fraga para reprochar a Pablo Iglesias su nueva polémica con su frase: “cuando se deja un cargo, creo que hay que hacer aquello que dijo Fraga: ‘ni tutelas, ni tu tías’. Esta sobreexposición no deja espacio ni a propios ni a ajenos para consolidar un nuevo espacio alternativo liderado por Yolanda Díaz. A no ser, claro, que esa sea la intención”. Ahí queda la reflexión.