| 22 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Celebramos el Día Mundial del Huevo con unos huevos a la flamenca

Además de la receta, comparto contigo mis trucos para que, hagas como hagas los huevos, te salgan siempre de primera

Todos los segundos viernes del mes de octubre se celebra el Día Mundial del Huevo, y este año para festejarlo como se merece vamos a conocer todas las fabulosas posibilidades que este súper alimento tiene dentro de nuestra cocina.

Pero antes de ponernos a ello y sacarle el jugo a tan suculento producto, tenemos que deshacernos del falso mito que dice que ‘no conviene comer más de dos huevos a la semana’. Esto, ya pasó a la historia. Existen estudios científicos que demuestran que no solo hay que comer más de dos huevos a la semana, sino que podemos incluir su consumo en nuestra dieta diaria por varias y saludables razones:

  • Tiene un alto valor vitamínico y mineral. 
  • Casi todos los nutrientes que el cuerpo necesita se pueden encontrar en el huevo. 
  • Tiene 13 vitaminas y minerales esenciales en cantidades necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
  • Su yema no presenta ningún riesgo para nuestro colesterol ya que la cantidad que contiene es mínima. Además, la yema posee una cantidad importante de vitamina D, considerada una hormona, responsable del depósito de calcio en los huesos.
  • El huevo contiene colina, un nutriente importante para el desarrollo del cerebro, la memoria y el aprendizaje.
  • Un reciente metaanálisis concluye una vez más, que su consumo diario reduce significativamente el riesgo de enfermedad en las arterias coronarias.

Motivos más que suficientes para tener siempre una gran cesta de huevos en casa y celebrar juntos el Día Mundial del Huevo.

 

Los mejores trucos y técnicas para preparar los huevos perfectos

Existen muchas formas de cocinarlos y en todas se deben tener en cuenta una serie de tips fundamentales para que luzcan apetecibles en tu plato. Por eso hoy, Día Mundial del Huevo, te los vamos a enseñar todos.

Huevos revueltos

Cuando prepares huevos revueltos para el desayuno o cena, no olvides agregar una cucharada de agua. Esto ayuda a crear vapor mientras se cocinan y su resultado es mucho más esponjoso y ligero.

Huevos escalfados

Una preparación sin nada de grasa que consiste en sumergir un huevo cascado en agua hirviendo con un chorrito de vinagre durante 4 o 5 minutos. Su gran secreto para que salga perfecto no es otro que estar removiendo el agua en círculos con una cuchara. El resultado es una clara cocida con una yema líquida.

Huevos cocidos

Siempre hay que usar los más viejos, de esta manera te será mucho más fácil pelarlos.

La mejor técnica es: huevo frío + agua fría = huevo perfecto.

En un cazo con agua fría sumerge los huevos y una vez comience a hervir déjalos durante 2 minutos. Después, apaga el fuego para que se terminen de hacer con el calor residual, unos cinco minutos más.

Huevos pasados por agua

Aquí, al contrario que en lo huevos cocidos, tenemos que ponerlos a cocer con el agua hirviendo durante 3-4 minutos con un poco de sal (la sal nos ayuda a que la cáscara no se agriete). Este tiempo es suficiente para cocinar la clara y permitir una yema líquida y suave. Una vez los retiremos hay que pasarlos rápidamente a un recipiente con agua helada para detener la cocción.

 

Huevos fritos

Es condición sine qua non que la sartén que vayas a utilizar sea antiadherente y el huevo esté a temperatura ambiente.
Calienta una buena cantidad de aceite de oliva, casca el huevo en un recipiente para comprobar que está en perfecto estado y fríelo durante 2-3 minutos. A la hora de retirarlo, asegúrate de pasar la espumadera por el aceite caliente para que cuando recojas el huevo este no se pegue.

Huevos en tortilla

Por supuesto, lo mejor es utilizar huevos frescos. Colócalos en un recipiente y bate solo justo. No necesitas espumarlos ni introducir aire en exceso, solo cerciórate de que la clara y la yema están integradas.

Una vez lo tengas pon a calentar mantequilla o aceite de oliva en la sartén y vierte los huevos. Menea la sartén con movimientos circulares y con ayuda de una espátula raspa los bordes hacia abajo.

Cuando veas que ha cuajado las tres cuartas partes, comienza a enrollarla en la misma sartén o dobla los cuatro bordes hacia al centro.

Y si te encantan los huevos….

Puedes probar también otras recetas como nuestros suaves y cremosos huevos poché, los clásicos huevos con bechamel, unos sabrosos huevos rellenos con salsa romesco, los legendarios huevos benedict, los picantes huevos rancheros, o si lo prefieres, puedes hacer con ellos uno de los platos más típicos de Andalucía, ¡huevos a la flamenca! Una receta que debes tener bien a mano porque te puede salvar un almuerzo o una cena en cuestión de 20 minutos.

Cómo hacer unos huevos a la flamenca

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 20 minutos

Ingredientes para 4 personas

4 huevos

150 g en rodajas de un buen chorizo

½ taza de guisantes

1 pimiento verde morrón

½ pimiento amarillo morrón

2 patatas

1 tomate rojo grande

1 cebolla

3 dientes de ajo

5 cucharadas de tomate frito casero

aceite de oliva

sal

Elaboración:

1.- Lava, corta en cuadraditos las patatas y fríelas en aceite de oliva. Reserva en un plato.

2.- En la misma sartén retira parte del aceite dejando únicamente lo equivalente a cinco cucharadas. Sofríe el pimiento verde y la cebolla cortado de cuadraditos junto a los ajos laminados.

 

3.- Cuando comience ablandar añade el pimiento amarillo con el tomate también cortado en dados. Cocina todo junto 4-5 minutos revolviendo a menudo. Transfiere de nuevo las patatas a la sartén con el chorizo picadito e incorpóralos muy bien con el resto de los ingredientes.

 

4.- Ahora agrega la salsa de tomate y mezcla para integrar.

 

5.- Haz los huevos fritos y colócalos encima.

6.- Termina con un poco de sal y perejil verde recién cortado.

¡Imposible resistirse!