| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Clafoutis de Melocotón de Calanda

Su elaboración es bastante sencilla, solo tienes que mezclar los ingredientes en un bol y hornear

| Marga García @gastroamantes Gastronomía

 

El Clafoutis es un delicado postre francés elaborado con frutas frescas y aromáticas que se cubre con una masa tierna y suave similar a la de los crêpes.

Generalmente esta tarta se hace con cerezas, ciruelas, frambuesas, arándanos o melocotones. Pero estando en plena temporada del rey de los melocotones, ¡los de Calanda!, la elección ahora mismo está más que clara, ya que esta variedad solo la vamos a encontrar desde finales de septiembre hasta últimos de octubre. Una vida demasiado corta para todos aquellos que amamos a esta fruta.

Cómo identificar el auténtico melocotón de Calanda

Como todo lo bueno y exclusivo, el melocotón de Calanda goza de una merecida Denominación de Origen D.O. Su cultivo, que se realiza con un absoluto respeto al producto, está indiscutiblemente ligado a las técnicas artesanales que se han ido transmitiendo de generación en generación.

Para que no te den gato por liebre y puedas disfrutar al 100% de la dulzura de este fruto, has de tener en cuenta una serie de datos que te va a permitir identificarlo sin problema:

  • El melocotón de Calanda solo se produce desde mediados de septiembre y hasta últimos de octubre. Desconfía de aquellos que se venden antes o después. ¡No son los auténticos!
  • Mira con atención su procedencia, si no viene del bajo Aragón (Teruel y Zaragoza) tampoco es de fiar.
  • El melocotón de Calanda al ser una D.O lleva pegada en su piel una etiqueta negra numerada que garantiza su auténtica procedencia.

  • Este melocotón debe cumplir unos estándares de calidad específicos que impone el Consejo Regulador. Han de ser homogéneos y su color, dureza y nivel de azúcar deben corresponder a lo que se le exige a un fruto de su categoría.
  • También su gama cromática te ayudará a reconocerlos a simple vista. Su color va del amarillo crema al amarillo pajizo.
  • Su tamaño es otro de sus grandes atractivos pues debe tener como mínimo 73 mm de diámetro, lo que lo convierte en un fruto grande, especialmente carnoso.

Cómo conservar los melocotones

Esto te lo voy a contar, pero probablemente no necesites conservarlos porque una vez entren en tu casa estoy segura que van a durarte poco.

Este melocotón aparte de ser delicioso tiene un aspecto impecable. Esto es debido a que en sus últimos dos meses de crecimiento cada pieza es embolsada manualmente en el propio árbol para protegerlo de factores externos, permaneciendo así hasta su recolección. De esta manera el melocotón de Calanda queda libre de rozaduras y puede presumir de una piel extremadamente suave y uniforme.

Para mantenerlo intacto solo has de guardarlo en un lugar refrigerado y nunca a temperatura ambiente. Es aconsejable tenerlo separado de otras frutas para evitar posibles roces y golpes, causantes de un deterioro más mucho más rápido.

Y ahora, si te sobran 5 minutos, que te parece si te anudas el delantal a la cintura y horneamos un tierno clafouits de melocotón.

Cómo hacer un clafouits de melocotón de Calanda

Su elaboración es bastante sencilla, solo tienes que mezclar los ingredientes en un bol y hornear la masa con la fruta hasta que se hinche ligeramente y toda la parte superior adquiera un bonito color dorado. El resultado será un bizcocho cremoso y delicado repleto de sabor.

Qué necesitas para hacer un clafoutis de melocotón

4 melocotones de Calanda

120 gramos de azúcar de panela*

3 huevos

140 g de harina

50 gramos de mantequilla derretida

280 ml taza de leche

1 cucharadita de esencia de vainilla

1/8 de cucharadita de jengibre en polvo

Azúcar glass

*La panela es uno de los edulcorantes más puros que existen. Se extrae directamente de la caña de azúcar, y en ningún momento es sometido a procesos de refinamiento ni blanqueamiento.

Elaboración

1.- Precalienta el horno a 170º.

2.- Pela, corta los melocotones gajos y colócalos en un recipiente con una cucharada de panela o azúcar integral. Revuelve y deja a un lado.

 

3.- En un bol combina la harina con la panela. Agrega los huevos y mezcla bien.

 

4.- Vierte la leche, luego la mantequilla derretida, la esencia de vainilla y revuelve de nuevo hasta conseguir una crema homogénea.

 

5.- Extiende los melocotones en una fuente y cubre con la mezcla anterior. Introduce en el horno precalentado por 45 minutos a 170º.

 

6.- Una vez enfríe deja caer por encima una lluvia de azúcar glass.