| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

¿Conoces todos los beneficios de comer surimi? Te los contamos

Este plato japonés es en realidad un alimento lleno de beneficios nutricionales para la salud que tiene su origen en la necesidad de encontrar un método de conservación natural del pescado.

| Redacción Gastronomía

Si relacionas la palabra surimi con el nombre de un plato japonés o con un tipo específico de sushi, tu estimación no está del todo lejos de la realidad aunque sí que es posible afinar algo más estas apreciaciones.   

Efectivamente, el surimi es uno de los ingredientes utilizados en algunos tipos de makis, una de las más populares modalidades en las que se puede comer el sushi y que consiste en envolver en un alga nori arroz junto a alimentos como el surimi, aguacate, zanahoria o rábano, entre otras opciones. La palabra que da nombre al surimi no hace referencia, sin embargo, a ningún plato en sí de la cocina nipona sino que se trata de un alimento que se originó hace siglos como método natural de conservación del pescado.

Historia del Surimi

La historia de la alimentación es una continua superación humana por conservar las cualidades nutricionales de aquellos ingredientes sin los que es imposible sobrevivir y evolucionar hacia los mejores estándares de salud posibles.

De esta manera, numerosos alimentos imprescindibles para una dieta equilibrada terminan enriqueciendo a una determinada cultura gastronómica gracias a creativas formas de conservación. Preservar las cualidades nutricionales de los productos responde, pues, a criterios prácticos y saludables y cuando su origen se remonta a varios centenares de años, pocos cuestionamientos pueden hacerse respecto a su bondad.

Un ejemplo cercano lo tenemos en el bacalao y su conservación en salazón en un país en el que se presume de poseer la sabiduría de saber cocinarlo de 1000 maneras distintas.  Los portugueses empezaron en el siglo XVI a traer el bacalao desde las lejanas costas de Terranova conservado en sal y hoy en día esta modalidad de consumo se encuentra asentada como un eje sobre el que se asienta toda su cocina. Este fenómeno en la historia de la gastronomía europea no es el único en el mundo, sino que se repite ampliamente como ocurre en el caso del surimi japonés, técnica que inventaron los nipones para conservar el pescado.

Hace 900 años, el pescado ya era base principal en la dieta del país del sol naciente y, por supuesto, este alimento tan imprescindible no podía desperdiciarse si no daba tiempo a consumirlo fresco. Es así como surgió el surimi, un alimento elaborado a base de proteína fresca de pescado extraída de sus filetes en las primeras 24 horas desde la captura de este. Desde entonces, en este país el surimi se considera un manjar que no puede faltar en platos básicos de su alimentación diaria como lo son las sopas ramen o los fideos soba.

Surimi de pescado fresco

Este método ancestral totalmente natural se mantiene hoy intacto junto a técnicas más modernas que permiten obtener la proteína del pescado fresco de forma más fácil. Mil años después de su creación, pues, podemos hacernos esta pregunta: ¿qué es el surimi y cómo se elabora en el siglo XXI?

Las barritas Krissia® están elaboradas con surimi de abadejo de Alaska, un pescado de la familia del bacalao. Su captura se produce en las aguas limpias del mar de Bering y es allí mismo a baja temperatura para mantener sus características intactas donde se extrae, única y exclusivamente de sus filetes, la proteína. Por eso, al contrario de lo que algunas veces se cree, las barritas de surimi no contienen otras partes del pescado que no sean sus filetes, por lo que se puede afirmar que el surimi solo se realiza a partir de proteínas puras de pescado extraídas de sus filetes.

Igualmente, las barritas Krissia® contienen otros ingredientes naturales de calidad como son la clara de huevo, el aceite de girasol alto oleico o el extracto natural de pimentón. Ahora que sabemos de qué está hecho el surimi, podemos completar la información con otro dato de gran importancia para cuidar nuestra alimentación: las barritas Krissia® no contienen conservantes, colorantes artificiales ni gluten ni lactosa/leche.

Propiedades nutricionales del Surimi

¿Es bueno el surimi? Por supuesto. Además de que las barritas Krissia® están elaboradas con las más estrictas condiciones de seguridad alimentaria y aportan proteína fresca de pescado con todos sus aminoácidos esenciales, son otros muchos los beneficios del surimi.

Efectivamente, resultan un complemento perfecto para beneficiarnos de todas las ventajas nutricionales que nos aporta el pescado. Las barritas  Krissia® aportan un 18% de proteínas de la ingesta diaria de referencia en adultos. Estas proteínas son de elevada calidad ya que contienen todos los aminoácidos esenciales y son de fácil asimilación y digestión. Otros beneficios que hay que destacar es que es fuente natural de omega 3, ácidos grasos polinsaturados que nos aportan beneficios a nivel cardiovascular, así como fuente de vitamina B12, la cual se encuentra únicamente en alimentos de origen animal.