11 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Crema de zanahoria y tomate, calentita y súper vitamínica

Esta reconfortante crema de zanahoria y tomate es totalmente vegana, súper fácil de hacer y se tarda menos de 30 minutos en tenerla lista

| Marga García @gastroamantes Gastronomía

Cinco ingredientes básicos que tienen el claro objetivo de sumar sabor; la zanahoria, el tomate, el apio, la cebolla y el pimiento rojo, que además, en todo su conjunto son un revitalizante natural delicioso que aporta la calidez perfecta para combatir estos días de frío.

De todas las variaciones que existen de crema de zanahoria, ésta se va a convertir en tu favorita, no solo por los ligeros matices mediterráneos que nos aportan las hierbas naturales como el tomillo, la hierbabuena y el romero, sino también por su cremosa textura y su sabor robusto, ideal para satisfacer los antojos de otoño.

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 30 minutos

 

Ingredientes para 4 personas

1 kilo de zanahorias

3 tomates rojos

2 tallos de apio sin hojas

1 cebolla blanca

1 pimiento rojo morrón sin semillas

1 litro de agua

½ litro de caldo de verduras

1 cucharada de jengibre rallado

1 cucharada de tomillo fresco

1 cucharada de romero fresco

5 hojas de hierbabuena fresca

4 cucharadas de aceite de oliva

sal

 

Elaboración

1.- En el cuerpo de una olla rápida pon a calentar el aceite de oliva e incorpora las zanahorias peladas y troceadas, la cebolla cortada en gajos, los tallos de apio, el pimiento rojo y el jengibre rallado. Cocina durante 3 o 4 minutos removiendo para que todas las verduras empiecen a tomar calor.

 

2.- Parte los tomates por la mitad y ralla todo menos la piel. Pasa el resultado por un colador de maya fina para eliminar las semillas, de esta manera obtendrás un puré natural de tomate fresco y delicioso que debes volcar sobre las verduras. Sazona al gusto y revuelve para integrar.

 

3.- Vierte el agua, el caldo, cierra con la tapadera y sube la intensidad del fuego hasta que suban las anillas. Después reduce el calor y cocina durante 10 minutos más.

4.- Una vez puedas abrir la olla pasa el resultado con una batidora hasta conseguir la consistencia de una crema.

 

5.- Pica muy menudito las hojas de hierbabuena, tomillo y romero, si no tienes las plantas en casa podrás comprarlas frescas en casi todos los supermercados, vienen envasadas en pequeños recipientes y suelen pesar 50 gramos, y si aún así no las encuentras siempre puedes usar la especia seca, su sabor no será tan intenso, pero puede servirte.

 

6.- Agrégalas a la crema de zanahoria y remueve para suelten todas su fragancia.

 

Sirve bien caliente en tazones y decora con algunas hierbas.