| 28 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Come mejillones para reforzar tu sistema inmunitario

6 recetas para que incorpores a tu dieta un alimento que tiene muchos beneficios para tu salud

Existe una larga lista de alimentos que gracias a los nutrientes que contienen contribuyen a reforzar nuestro sistema inmunológico, sobre todo, en los meses más fríos del año. 

Uno de los primeros de la lista es el mejillón, seguido del pimiento rojo con su generosísima cantidad de vitamina C, tres veces más que los cítricos. También, los ajos, poderosos antibacterianos si se consumen crudos, las almendras por su contenido en vitamina E, clave para mantener estables las defensas o las aves de corral, con su vitamina B6, importantísima para la producción de glóbulos rojos. 

Pero hoy, vamos a darle protagonismo a los nutritivos mejillones. Un divertido bivalvo con grandes posibilidades dentro de la cocina.

Propiedades de los mejillones

Este molusco bivalvo es todo un regalo que nos ofrece el mar. Bajo en calorías, solo 60 por 100 gramos, se encuentra entre los alimentos importantes en aporte de proteínas, 10 gramos por 100. Además, el mejillón contiene calcio, magnesio, zinc, selenio y ostenta sin rival, el título de ser el más rico en hierro: ¡proporcionan 3 veces más que la carne roja!

El color de la carne

Seguramente muchas veces has visto como al abrirse la concha el color de su carne tiende a ser en unos más naranja y en otros más clara e incluso hasta un amarillo paliducho. No te preocupes, este detalle de su color no es indicativo de su estado, ni de su calidad. Únicamente hace referencia a que los más naranjas son los mejillones hembras y los más claros son machos. 

¿Cómo limpiar mejillones?

Revisa los mejillones de uno en uno eliminando aquellos que estén rotos, presenten mal olor o estén ligeramente abiertos. Si ves alguno abierto, golpéalo suavemente y espera a que se cierre. Si no lo hace, deséchalo también.

Localizados los mejores, con un estropajo de aluminio o la hoja de un cuchillo de sierra raspa toda la concha para eliminar algunas de las barbas y las lapitas que estén pegadas. Ahora, con el cuchillo y tu dedo pulgar sujeta las barbas que sobresalen de dentro y desliza con decisión hacia el punto de unión de las valvas, haciéndolo de esta manera evitarás desgarrar la carne. Verás que están sujetos con mucha fuerza, esto es debido a que los filamentos que sobresalen son los que unen al mejillón con la roca. Una vez consigas arrancar las barbas ponlos en un colador y dúchalos a conciencia con agua fría removiendo con la mano para que todos se limpien por igual.

Recetas con mejillones

Aunque admiten multitud de preparaciones, la forma más sencilla y saludable de comerlos son cocinados al vapor.

Si vas a cocinar muchos lo mejor es hacerlo en tandas de 20-25 mejillones

- Mejillones al vapor

Una vez limpios transfiérelos a una cazuela, cierra con la tapadera y cocina durante unos minutos hasta que se abran. En este proceso menea la cazuela de arriba abajo con decisión un par de veces para que el calor se reparta uniformemente.

Una vez estén abiertos, retira la parte vacía y coloca en una fuente la concha que tiene adherido el mejillón. Sirve recién hechos y completa con estas tres ideas:

  • Un poco de pimienta y por supuesto, zumo de limón.
  • Una vinagreta preparada con pimiento rojo, verde, cebolla, ajo y perejil muy picadito, combinado con sal, aceite de oliva y zumo de limón con su ralladura.
  • Con salsa de mostaza: mayonesa, mostaza en grano, vinagre, sal y pimienta.
  • Alioli de pimiento verde: se prepara un alioli normal al que se le añade un pimiento verde italiano triturado.

- Mejillones a la crema

Esta receta, absolutamente francesa, se acompaña siempre de unas patatas fritas, muy doradas y muy crujientes

Elaboración paso a paso para 1 kilo de mejillones:

Paso 1
Dora suavemente 4 chalotas picaditas con 2 dientes de ajo rallados en una sartén con un poco de aceite de oliva. Vierte un vaso de vino blanco, deja un par de minutos que hierva y agrega los mejillones limpios y enteros. Cierra con una tapadera y cuando estén completamente abiertos retira los mejillones a una fuente.

Paso 2
Reduce el jugo restante agregando un par de cucharadas de perejil finamente picado. Cuando haya reducido pon 4 cucharadas de crema de nata y pimienta al gusto. Revuelve y cuando comience a tomar temperatura regresa los mejillones a la salsa para que se calienten de nuevo. Sirve, por supuesto, con gotas de limón más pimienta y algunos brotes.

 

- Mejillones en escabeche

Aunque es muy cómodo comprar los mejillones en lata, hacerlos en casa se puede convertir en toda una adicción, ya que tanto su sabor como su textura están a años luz del producto enlatado.

Elaboración paso a paso para 1 kilo de mejillones:

Paso 1

En una cazuela cocina los mejillones con 100 ml de agua, 100 ml de vino blanco y una hoja de laurel. Cuando se abran retira a un plato, separa la carne de la concha, cuela el caldo y reserva.

Paso 2

En la misma cazuela vierte 150 ml de aceite de oliva, 2 cucharaditas de pimienta negra en grano, un diente de ajo entero aplastado ligeramente, una cayena (opcional) y una hoja de laurel. Cocina a fuego suave durante 10-12 minutos para infusionar los sabores.

Paso 3
Sube la intensidad del fuego, añade una cucharada de pimentón dulce y fríelo durante unos segundos, seguido incorpora dos cucharadas de tomate frito y mezcla para integrar. Una vez coja de nuevo temperatura vierte el vino de hacer cocido los mejillones junto a 100 ml de vinagre de vino y mantén al menos 15 minutos más en un fuego moderado, meneando la sartén para conseguir una salsita perfectamente emulsionada. 

Retira del fuego y deja enfriar antes de sumergir los mejillones.

- Mejillones picantes con tomate

Si amas el picante esta receta va a ser muy importante para ti. Una salsa alegre y brava que contrasta con la suavidad y dulzura de los mejillones.

Elaboración paso a paso para 1 kilo de mejillones:

Paso 1
Calienta 1/4 vaso de vino blanco en una cazuela junto a una hoja de laurel y un cuarto de cebolla. Cuando el alcohol pierda fuerza vuelca los mejillones, cubre con una tapadera y espera a que se abran meneando un par de veces de arriba abajo para expandir el calor. Una vez listos, reserva por separado los mejillones con el laurel y, por otro lado filtra el caldo con un colador de tela para eliminar cualquier resto de tierra o sólido.

Paso 2
Calienta 4 cucharaditas de aceite en una sartén y rehoga suavemente 1/2 cebolla muy picadita, cuando comience a estar suave añade 2 dientes de ajo picaditos con una o dos cayenas. Mezcla bien durante un par de minutos para que los sabores se unifiquen.

Paso 3
Mientras se cocina, ralla 3 o 4 tomates pasando el resultado por un colador de maya fina para eliminar las semillas.

Paso 4
Vuelca el puré de tomate a la cazuela junto a la hoja de laurel de los mejillones y cocina a fuego medio durante 5-7 minutos. Agrega un vaso de caldo filtrado de los mejillones y mantén en el fuego hasta que reduzca a la mitad. Finalmente incorpora los mejillones y mezcla para que se empapen de sabor.

Paso 5
Termina con unas gotas de limón y un poco de verde perejil.

- Mejillones al curry

Elaboración paso a paso para 1 kilo de mejillones:

Paso 1
Calienta 3-4 cucharadas de aceite en una cazuela bajita y dora lentamente una cebolla en dados con una cucharadita de jengibre rallado hasta que estén suaves.

Paso 2
Incorpora un pimiento rojo italiano cortado también en dados y saltea todo junto removiendo ocasionalmente durante un par de minutos.

Paso 3
Añade dos cucharaditas de curry y fríelo con el resto de los ingredientes durante un minuto sin dejar de remover para que todos los ingredientes se perfumen. Incorpora una cucharadita de pasta de tomate,1 taza de leche de coco, jugo de limón con su ralladura, sazona al gusto y lleva a ebullición.

Paso 4
Tan pronto como la salsa comience a reducir, vuelca los mejillones limpios. Tapa la cazuela y deja que los mejillones se cocinen durante unos minutos, hasta que estén todos abiertos.

Revuelve para mezclar y añade cilantro finamente picado con un poco de perejil rizado.

- Mejillones al horno

Elaboración paso a paso para 1 kilo de mejillones

Paso 1

En una sartén sofríe media cebolla y un pimiento verde italiano muy picadito con tres cucharadas de aceite de oliva y una de mantequilla.

Paso 2

Cuando esté blandito, añade una cucharada de harina y revuelve durante unos minutos para que se fría. Vierte un poco de leche mezclando lentamente hasta conseguir una cremita ligera. Salpimienta al gusto.

Paso 3
Cuando lo tengas listo, coloca una cucharada sobre la concha que tiene adherido el mejillón.

Paso 4
En un bol combina pan rallado toscamente con un poco de sal, pimienta, una pizca de nuez moscada, ralladura de ajo y ralladura de jengibre. Pon una cantidad generosa encima y hornea a 180º hasta que se pongan dorados.