| 25 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ana Rosa Quintana y Pedro Piqueras
Ana Rosa Quintana y Pedro Piqueras

Periodismo con botas frente al periodismo de plató

El despertar del volcán de la Palma ha desencadenado un persistente goteo de medios y periodistas en la isla y cambios en la parrilla de programación.

| Milagros Martín-Lunas Medios

 

 

Cumbre Vieja comenzó a rugir y a vomitar lava a las puertas del otoño. La octava erupción que se vive en la isla de La Palma desde que existen registros históricos estalló el pasado domingo 20 de septiembre a las 15.10 horas en el municipio de El Paso, el despertar del volcán sin nombre disparó las audiencias de la televisión canaria, desencadenó un persistente goteo de medios y periodistas en la isla e importantes cambios en la manera de trabajar.

El equipo de Espejo Público, con Susanna Griso a la cabeza, lleva emitiendo dos días desde la isla, un esfuerzo titánico que le ha aportado este martes un 16,6% de cuota de pantalla, el mejor dato de la temporada y que consolida el espíritu informativo del matinal que pelea en una franja muy dura. La mañana sigue siendo territorio de Ana Rosa cuya audiencia de lunes y martes ha oscilado entre el 20,7 y el 19,5%. Veremos a ver qué dice el público este miércoles, veremos hacia donde se decanta la batalla entre el reporterismo con botas de Susanna Griso y la apuesta por el plató de Ana Rosa o Ferreras. ¿Mi opinión? Me decanto siempre por la información en directo frente al periodismo de ratón, teléfono y mesa.

 

La cruzada vespertina entre Joaquín Prat (7,9%) en la Cuatro y el dúo López-Pardo (5,6%) de La Sexta, que también ha apostado por enviar a la presentadora navarra al pie de la noticia, se ha decantado por el espacio de Mediaset.

Superar al tándem Prat-Moreno se me antoja complicado. Ante una catástrofe como ésta, a ninguno se les caen los anillos si asoman las lágrimas, el cabreo o la impotencia. Tenerlos enfrente es como compartir un rato con los colegas. Joaquín no se casa con nadie, no tiene prebenda alguna y de Toñi… ¡qué escribir que no haya escrito ya! No puede ser más cercana más natural.

En una situación extraordinaria como la erupción del volcán, me temo que la batalla por la audiencia televisiva no radica en dar más o menos exclusivas. De hecho, visto un programa, vistos todos. Las imágenes son, si no las mismas, muy parecidas; los temas, igual. Es como si los reporteros buscaran la noticia en comandita. No les queda otra, sobre todo pensando en su seguridad. Por ejemplo, en 24 horas he visto al padre Alberto Hernández en todas las cadenas y en todos los periódicos. Al otro lado de la pantalla, da la sensación de que desde la iglesia de Todoque se haya enviado una convocatoria de prensa. Los medios le han otorgado al padre Ángel el don de la ubicuidad informativa. Entonces, ¿por qué nos decantamos por un programa o por otro? Además de la estética, el ritmo etcétera, al espectador le seduce la verdad, la naturalidad y la frescura que transmiten sus presentadores. Eso es un hecho constatable.

 

Por eso, después de tanto especial informativo me sorprendió el anuncio del especial La palma en nuestros corazones que capitaneó anoche en Telecinco Ana Rosa Quintana. Entiendo que surgió como estratagema para captar audiencia en un mes complicado para la cadena de Fuencarral. A las 23.30 horas, después de la Gala de los cornudos, la reina de la mañana regresaba con la promesa de compartir conexiones en directo con Pedro Piqueras desde la isla. El especial anotó un discreto 10.6% de cuota de pantalla que sentó frente al televisor a 903.000 espectadores. Normal. Fue como un déjà vu matinal. El mismo plató, los mismos colaboradores, las mismas imágenes y, para colmo, las conexiones prometidas con Pedro Piqueras se quedaron en una sola. Eso sí, al presentador del informativo de las nueve le bastaron unos minutos para demostrar a la audiencia que sigue siendo un comunicador nato, que se crece, que mejora sin el encorsetamiento del teleprónter y que lo suyo es el directo, el estar al pie de la noticia.

Ana Rosa despidió de manera abrupta a su compañero. Piqueras, que no se acostumbra al surrealismo de ciertas conexiones, rezumó sorpresa desde su rostro. En la hora y media siguiente, el programa de Ana Rosa dio voz a los que lo han perdido todo, mientras que desde el plató los colaboradores se retroalimentaban en una espiral de lamentos, dando lecciones de obviedades y prejuzgando la ruina que se avecina si las instituciones no reaccionan y no reparten las ayudas prometidas a tiempo. Me temo que el especial llegó tarde y mal. A las audiencias me remito.

 

Casi algo parecido se vivió el domingo. En un primer momento, con la incertidumbre pegada en la piel, la programación no se vio alterada en la medida que la situación lo requería. RTVE se aferró a su Canal 24 horas para emitir un estupendo especial en directo que se me antoja debiera haber saltado directamente a la cadena líder de la Corporación. Servicio público obliga.

La insólita jornada dominical funcionó en la TDT, el avance informativo del Canal 24 horas consiguió apuntarse un 4,1% de cuota de pantalla, erigiéndose como lo más seguido de la jornada. El resto de las cadenas generalistas solo interrumpieron su programación para ofrecer avances, salvo La Sexta que reaccionó tras la emisión de Contact.

Los datos de audiencia en las cadenas

La penúltima semana del mes del sorpasso (Antena 3 le saca medio punto a Telecinco) arrancó como una semana extraordinaria informativamente hablando. Las cadenas reaccionaron enviando a sus primeros espadas a la isla. El equipo de Roberto Brasero, Carlos Franganillo y Pedro Piqueras comenzaban la semana abandonando las comodidades del plató para informar en directo desde el centro de la noticia.

El esfuerzo y la intensidad de la jornada dio sus frutos. Antena 3 noticias 1 disparó su audiencia y se alzo con el podio con un 23,4% de share. El mediodía de Informativos Telecinco también mejoró sus datos con un 18,2% al tiempo que Ana Blanco tenía que conformarse con un 9,8%. Por la noche, Antena 3 noticias 2 lideró con un 20,1%; mientras que Piqueras, en el terreno, marcó un 13,7% y Franganillo se apuntó un 12,3%. El martes las cifras y el podio fueron muy similares.

Lamentablemente tenemos tragedia para raro. Solo espero que las hipnóticas imágenes de la erupción no nos anestesien, no nos hagan abandonar el foco informativo y no olvidemos la catástrofe que alimentan. El fruto del esfuerzo de toda vida sepultado bajo la lava.