| 27 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Guerra mediática en la ultraizquierda.
Guerra mediática en la ultraizquierda.

Pablo Iglesias ultima una grave denuncia contra Sánchez, Yolanda Díaz y la SER

El ex vicepresidente del Gobierno se considera traicionado y culpa a La Moncloa, al entramado mediático del sanchismo y a quienes ahora lideran Sumar de su caída en desgracia política.

| David Lozano Medios

Pablo Iglesias y su entorno político-mediático continúan presionando al Ejecutivo de Pedro Sánchez en su lucha por el liderazgo del sector de extrema izquierda del mismo. El ex vicepresidente y sus fieles, que ven cómo su ámbito político es ocupado por Yolanda Díaz, con la aquiescencia del propio Sánchez, intentan que éstos no desactiven lo poco que queda de Podemos, alimentando la guerra mediática”, así lo cuenta el portal especializado PRNoticias.

Iglesias –prosigue este análisis- es conocedor de la influencia que ciertos medios y sus propietarios mantienen en los aledaños de La Moncloa y está empeñado, según fuentes gubernamentales, en explotar el asunto. “Es una pulga disparando contra acorazados”, afirman los más arrogantes. Otros, que desconfían de Iglesias, creen que el gurú morado busca presionar para alcanzar un pacto o, en el peor de los casos, morir matando, porque “ya no tiene prácticamente nada que perder”.

El citado portal da nombre y apellidos explicando que los últimos episodios de esta batalla larvada, que se libra en la izquierda mediática, han tenido lugar esta semana. La aparición de una tribuna de Antonio Maestre, propagandista de la operación de Sumar para desactivar a Podemos y configurar una nueva dimensión en la extrema izquierda gubernamental -pura contradicción, una vez más-, en El País ha sido uno de esos episodios.

Y es que detrás de El País se encuentra el Grupo Prisa, donde el veterano Miguel Barroso maneja los hilos como asesor en la sombra del presidente del Gobierno, auxiliado en todo momento para sus asuntos audiovisuales por Josemi Contreras, el catedrático mediático que en los últimos tiempos lleva colocando peones por todos los lugares en los que llegan sus tentáculos.

Iglesias y su entorno no son desconocedores de ese dato. Por eso la tribuna de Maestre fue recibida con una sonora descarga de artillería desde los ámbitos morados, que valoraron el hecho como un intento de dar voz a una de las voces más críticas de la extrema izquierda, con Iglesias en los últimos tiempos. El sentimiento, por otra parte, es mutuo, ya que se achaca a miembros de Podemos la publicación de la foto tomada en un pasillo del Congreso en la que Maestre mostraba su ‘buen rollito’ (“sumisión”, dirían los morados de Maestre, a quien tildan de “obrero amaestrado” por sus vinculaciones con los medios más cercanos al Ibex-35) con Díaz.

A esto se ‘suma’, además, que Iglesias no olvida cómo el Grupo Prisa ha prescindido de sus servicios como tertuliano de la Cadena SER, después de las numerosas quejas -internas y externas, con Ángels Barceló a la cabeza- recibidas por Barroso, asegura PR.

 Pero las cosas no quedan ahí. Lo que Podemos entiende como la “otra pata” de los medios más fieles al sanchismo –ElDiario de la familia Escolar– tampoco se ha librado de los golpes morados. Y es que el fichaje del ex ministro de Consumo Alberto Garzón como columnista también ha levantado ampollas. El digital de Iglesias, Diario Red, se mostraba sarcástico con el fichaje, presentado por los Escolar como “ex político”, especificando que “para poder leerlo, hay que pagar cuota de socio”. De nuevo, la guerra de las suscripciones.

Investigar la publicidad institucional

La carga de profundidad era doble. Por un lado, para los Escolar, a los que Podemos consideran como un operativo del Ejecutivo de Sánchez, en primer lugar, y de la propia Díaz en segundo. “Para Iglesias son un caballo de Troya que ha contribuido, desde dentro, a segar la hierba a Ione Belarra e Irene Montero“, aseguran quienes conocen dicho sector.

“No sería de extrañar que Iglesias ya hubiera puesto a gente a investigar cuánta publicidad institucional recibieron los Escolar del Ministerio de Consumo cuando estaba Garzón”, concluye la citada información.