| 05 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Chris Martin y el resto de componentes de "Coldplay" (Getty)
Chris Martin y el resto de componentes de "Coldplay" (Getty)

Coldplay rompe la reventa de entradas en España: “De 300 a 1.400 euros por una”

El grupo británico ha anunciado cuatro días de conciertos seguidos en Barcelona y ni con esas ha dejado localidades vacías en el Estadio Lluís Companys: “Es una locura”

| Borja Cameselle Medios

Coldplay llevaba siete años sin pisar suelo español. Primero fue su “intención ecologista” la que lo alejó de la península, asegurando que coger tantos vuelos e ir a tantas partes del mundo era perjudicial para el planeta. Después fue la pandemia, que supuso un parón para toda la industria musical. Y, finalmente, fue el propio grupo quien decidió no incluir a España en la gira mundial de 2021-2022. 

Un año después de ese anuncio, por sorpresa y con los fans españoles y portugueses tirándose de los pelos, la banda británica anunció fechas en ambos países. Y con ese anuncio llegó la locura: decenas de miles de personas se agolparon en la web “Ticketmaster” para guardar sitio y comprar una codiciada entrada para las fechas anunciadas (dos en un principio). Pero solo unos pocos elegidos por el azar cibernético lograron hacerse con una entrada.

coldplay_444

El resto tendrían que esperar. Y no sería mucho. Coldplay, al ver semejante demanda producida por la histeria colectiva y la larga espera, amplió sus fechas en nuestro país: cuatro días seguidos de conciertos, del 25 al 28 de mayo de 2023. Pero tampoco serían suficientes. La noticia corrió como la pólvora y cientos de miles de personas (hasta 250.000 usuarios en espera) se volvieron a agolpar con sus ordenadores y móviles para conseguir una localidad, aunque no fueran fans. “Si hay tanta demanda, será porque el concierto merece la pena”, dice uno de los usuarios de Twitter agraciados con una entrada.

El ticket más barato salió a la venta por unos 60 euros. El más caro, entorno a 450 euros. Unos precios altos en comparación con otros grupos internacionales, pero una ganga con respecto al monstruo de tres cabezas que surgió horas después de colgar el cartel de “sin entradas”: la reventa.

Muchos usuarios han denunciado que estaban muy bien situados en las colas de espera on-line para conseguir su entrada (entre los puestos 1.000 y 10.000) pero que, mágicamente, eran expulsados de la web. Detrás de estos fenómenos paranormales muchos opinan que están las organizaciones especializadas en reventa de entradas. O en otras palabras, avispados que compran 4 entradas a 120 euros y las venden tres veces más caras. Y ese margen de beneficio es optimista, porque se han llegado a quintuplicar los precios de segunda mano en redes.

Según han compartido muchos usuarios y seguidores de Coldplay, la reventa actualmente ofrece las entradas más básicas por 350 euros. Lugares numerados, en grada superior y muy alejados del escenario. Vista de prismático a precio de mariscada. Pero otros fans van más lejos y denuncian que algunas entradas en pista o en la zona VIP han llegado a verse en venta por mucho más. “De 300 a 1.400 euros por entrada en Viagogo (web especializada en venta de entradas de segunda mano). Es una locura. Sois unos sinvergüenzas”, denunciaba una seguidora. 

Otros “especuladores musicales” no se cortan y optan por evitar intermediarios. Un tuit con la frase “vendo entrada Coldplay lateral a 700 €” (unos 90 euros de precio oficial), es más que suficiente para que muchos quieran tenerla en sus manos. El negocio del año a cuenta de los fans poco afortunados de un grupo que goza de la misma popularidad, sino más, que hace dos décadas.