| 03 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La "guasa" de Carlos Herrera es conocida entre sus colaboradores y amigos.
La "guasa" de Carlos Herrera es conocida entre sus colaboradores y amigos.

Una "gracia" navideña de Carlos Herrera colapsa COPE y 13TV

El espíritu navideño que abduce cada temporada al locutor almeriense le condujo esta vez a realizar un programa "extremo" y lo que contaba en antena rápidamente produjo consecuencias.

| David Lozano Medios

Eran las 6 de la mañana del martes cuando Carlos Herrera arrancaba su programa con una sintonía poco habitual acompañado de un sonido de fondo muy particular. Al popular villancico de arranque se unía una suerte de ambiente de granja, gansos, ovejas, bueyes, patos, un insistente fluir de un río... parecía que Herrera en COPE  había montado un Belén viviente que iba a representar durante todo el programa. Equipo, colaboradores, invitados, a todos se le había adjudicado un papel a interpretar toda la mañana.

El problema es que el singular portal supuestamente se había montado en uno de los platós de 13TV y Herrera explicaba vehementemente lo que allí acontecía mientras el programa transcurría con cierta normalidad, interrumpido de vez en cuando por el sonido de algún dromedario, cerdo u oveja o un rebelde niño Jesús que lloraba y se afanaba en interrumpir al entrevistado o lo que contaba algún colaborador. Se dijo que había habido un problema técnico y que se tardaría en disponer de las imágenes... pero qué va, todo era una broma radiofónica, al más puro estilo de La Guerra de los Mundos de Orson Welles. De hecho, más de uno se lo creyó a pies juntillas...

Entre entrevista y noticia, un Carlos Herrera -a partir de ahora San José- describía con guasa a los oyentes los papeles de ese Belén viviente. Un pordiosero Juan Antonio Alcalá, un leproso Goyo González, un porquero Santiago González, un Gaspar David Gistau, un José María Fidalgo convertido en Melchor, un Herodes Salvador Sostres, una Virgen María María José Navarro o un cagonet José Antonio Naranjo interpretaban su papel mientras crecía el interés de los oyentes. 

Hasta Pablo Iglesias llegó a saludar a David Gistau como si de Gaspar se tratase



Herrera repetía en numerosas ocasiones que este martes realizaba el programa desde el plató y con las cámaras de televisión en 13tv y a esa hora comenzaban a producirse las llamadas de los oyentes al canal televisivo, todos interesándose por la retransmisión y explicando que lo que ellos veían en televisión no era Herrera en COPE sino un programa de teletienda. Las llamadas, con la misma intensidad, se repetían en COPE Madrid y en otras muchas emisoras locales, según explican fuentes de la emisora a ESdiario. En el caso de la televisión y a eso de las 10 de la mañana llegó a colapsarse la centralita telefónica. La broma había calado hasta el fondo.

San José Herrera despertaba tanto interés en la audiencia como confusión. Tanto es así, que durante una entrevista con Pablo Iglesias -que esa mañana valoraba en Herrera en COPE el debate entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez- le presentaba a Gistau y el líder de Podemos le saludó con un "Hola Gaspar", obligando al periodista a aclararle que era sólo "un papel" y que en realidad quien preguntaba era David Gistau. La entrevista transcurrió entre sonidos de gansos y el insistente ruido del fluir de un río.

La ceremonia del desconcierto iba in crescendo y algunos de los oyentes que intervinieron en la hora de los Fósforos preguntaban interesados por el día de emisión del programa. A estas alturas el lío, el Belén, estaba armado y San José salía del paso afirmando que él no era programador de 13tv y que no sabía la fecha concreta de emisión, entre risas de los colaboradores y un animado Naranjo que aclaraba que no era un programa "para emitir en marzo".

Finalmente, este miércoles Carlos Herrera daba una pista sobre el futuro de esa hipotética grabación: un fallo técnico en las cámaras hace peligrar la emisión de ese singular espacio. La broma ha calado hasta el fondo.