| 26 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La desimputación de Marhuenda y Casals pone la cara roja a Echenique y Montero

Fueron muchos los que se apresuraron a dictar sentencia y condenar en la plaza pública al director de "La Razón", que ya denunció linchamiento y saldó viejas rencillas.

| ESdiario Medios

Después de mucho ruido en las redes sociales, mucha polémica y alguna que otra rencilla personal entre profesionales del periodismo, finalmente este martes el juez Eloy Velasco optó por archivar la causa contra el presidente y el director del diario La Razón, Mauricio Casals y Francisco Marhuenda, respectivamente.

Puesto que estaban acusados de coaccionar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, era determinante la declaración de la dirigente madrileña y ella ya desmontó el miércoles ante el juez las presuntas "coacciones" de Marhuenda y Casals explicando que este tipo de advertencias forman parte de las típicas relaciones entre políticos y medios de comunicación.

Según ha podido saber ESdiario, los responsables del Grupo Planeta estaban tranquilos y esperaban la decisión que ha tomado el juez. Máxime después de que Cifuentes negara las coacciones de las que se les acusaba y que negaron desde un principio. El propio Marhuenda ya señaló que estaba convencido de que la presidenta madrileña desactivaría esta causa en su contra y así fue.

Marhuenda ya se quejó del trato recibido desde algunos sectores políticos y periodísticos y fue condenado públicamente a todo Twitter desde la izquierda política y mediática sin piedad mientras clamaba por su inocencia y se mostraba tranquilo, convencido de que todo quedaría en una anécdota. 

De esta manera deja sin argumentos, por ejemplo, a algunos dirigentes de Podemos que se apresuraron a dictar sentencia, caso del secretario de Organización, Pablo Echenique, o la portavoz parlamentaria, Irene Montero