| 16 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La pandemia encumbra al chándal XL

Ante el incremento de horas confinados y el triunfo del teletrabajo, la comodidad se ha puesto al mismo nivel que otros atributos a la hora de vestir. Las tallas grandes cobran protagonismo.

| Redacción Moda/Tendencias

Sacar el máximo partido a nuestra belleza natural es el nuevo mantra entre los seguidores de los últimos designios que marcan la moda. Como ahora pasamos mucho más tiempo en casa, las nuevas tendencias se inclinan por la ropa cómoda y casual, inspirada en planes más urbanos o caseros. Por eso estamos viendo colaboraciones sin precedentes entre firmas de lujo y marcas de ropa outdoor como Helly Hansen. Incluso algunas marcas, están haciendo colecciones exclusivamente para mascotas, ya que ahora le damos mucha importancia al hogar, que es donde pasamos la mayor parte del tiempo

La moda de mujer se ha sumergido en un mundo genderless. En las colecciones predominan los elementos andróginos, con trajes y americanas como protagonistas. Por contra, en cuanto a la moda de hombre, entre las grandes marcas podemos observar un mundo más femenino. Ahora destacan prendas que antes no se llevaban, como las blusas de seda. En ese escenario, el chándal ha sido uno de los grandes triunfadores de la pandemia. y si es XL mejor. Ideado como aliado perfecto para hacer deporte, su comodidad lo ha convertido en una prenda urbana que se puede llevar casi a cualquier lado con un cierto toque de "estilo".

Kim Kardashian y Paris Hilton posaron juntas para promover los chándal de terciopelo, inspirados en una tendencia de la primera década del 2000. Son sensuales, cómodos y femeninos según ellas. Los de piel sintética intentan elevar el estilo. La idea es que en este híbrido predomine más la comodidad que tanto los distingue, con los toques que caracterizan a las prendas plastificadas. Los clásicos modelos holgados y retro, con rayas pronunciadas o botones en los costados serán también un básico para este año. Los expertos en moda, afirman que se convertirán en piezas fundamentales de la tendencia que busca coordinar prendas deportivas con piezas y accesorios más sofisticados.

Luego están los joggers, un estilo de chándal que se caracteriza por tener tobillos muy estrechos y apretados. Puedes llevarlos por separado, con sudaderas, cazadoras deportivas con cierre al frente y chalecos. El efecto deslavado seguirá muy de moda en 2021 y te recomendamos contar con un modelo camaleónico, con el que seas el más cool al salir de casa, pero también al hacer una pijamada y lucirte a la hora de dormir. Todos ellos tienen la ventaja de que sientan bien en cualquier talla, y con el incremento de la oferta de las más grandes esto es un punto a favor.

Los cánones estéticos, lejos de permanecer estáticos varían y evolucionan con la sociedad. Hace ya tiempo que las tallas grandes han incrementado notoriamente su demanda. Esta evolución estética y consecuente incremento de tallas XL se demuestra en el hecho de que a los hombres les gustan cada vez más las mujeres curvys, mientras que a ellas les va mucho el estilo fofisano. Al calor de esta tendencia, las modelos de tallas por encima de la 38, como la bilbaína Bego Ojinaga, son cada vez más demandadas.