ESdiario


Los separatistas doblan el precio a Sánchez: referéndum en Cataluña y País Vasco

ERC y Bildu lo tienen claro: tras el 23J, posiblemente Sánchez los necesitará más que nunca y por eso van a intentar exprimir su interesada relación hasta el máximo de sus posibilidades.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, y el coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, durante su mitin conjunto en Barcelona.

Publicado por
Raúl Puente

Creado:

Actualizado:

Los independentistas catalanes y vascos saben que Pedro Sánchez se juega mucho el próximo 23 de julio. Muchos analistas apuntan incluso a que si su resultado queda a una distancia considerable de Alberto Núñez Feijóo, podría incluso costarle su puesto como secretario general del PSOE. Por ello, no van a dudar en utilizar al líder socialista, si se da el caso y la oportunidad, para conseguir sus metas porque saben que llegado el momento y si las circunstancias se dan, serán necesarios para él como lo fueron en el pasado.

Por entonces pactó con ellos y derogó la sedición y rebajó el delito de malversación. También indultó a los presos del 'procés' catalán por exigencias de sus socios tal y como confesó (aunque era una especie de secreto a voces) en el debate de portavoces el de ERC, Gabriel Rufián. Una declaración que pareció pillar por sorpresa a un Patxi López que no sabía donde meterse. Según las encuestas, Sánchez parece que más que anteriormente va a tener que pedir ayuda a los componentes del 'Gobierno Frankenstein' y estos no van a dudar en pedirle más porque saben de su situación de debilidad.

Por todo ello, este lunes, durante un acto de campaña conjunto entre ERC y EH Bildu, el jefe de los primeros, Oriol Junqueras, ha asegurado que exigirán referéndum de autodeterminación simultáneos en Cataluña y el País Vasco. “A su lado (Bildu) hemos derogado la sedición, y estamos convencidos de que a la independencia y a la república llegaremos con un referéndum. El próximo, lo haremos a la vez”, gritó Junqueras a los suyos.

Por su lado, Arnaldo Otegui no hizo alusión a lo que había dicho su compañero pero poco hace falta que diga. Todos sabemos que exprimirá a Sánchez lo máximo posible para intentar conseguir sacar de él todo a su favor. No es el primer acto que hacen juntos y es que hace unos días ya lo hicieron y también dejaron claras sus ideas.

Lo que también quedó en evidencia durante el mitin y está quedando demostrado durante la campaña es que ven las orejas al lobo y tras lo sucedido el 28 de mayo y con las encuestas en la mano, puede que se les acabe el chollo. Si Alberto Núñez Feijóo consigue ser presidente, de la manera que fuese, se les cierra el chiringuito y se auguran tiempos complicados para ellos.

Por eso, no paran de alertar de la llegada de la “ultraderecha” a La Moncloa y de autodenominarse como la única solución posible para que esto no suceda, haciendo ver más aún que el PSOE de Sánchez los necesita como el comer. Esa es su estrategia para intentar captar los votos de los indecisos o de aquellos que se crean el discurso de la ola reaccionaria y el fascismo.

Gabriel Rufián es el ejemplo claro de que este es el mensaje que quieren transmitir a cuatro días de acudir a las urnas. Y es que, el portavoz de ERC no ha parado de repetir para intentar conseguir votos que la alternativa para frenar a la derecha no es votar a los socialistas, al bipartidismo, sino que lo correcto y lo más beneficioso sería obligar a Pedro Sánchez a pactar con la izquierda nacionalista. Opinión que desde luego comparten los herederos de ETA, muy a gusto con el actual presidente del Gobierno al frente.

tracking