07 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Isabel Diaz Ayuso

Flor de mayo: Madrid elige entre el sanchismo y la libertad

Los mensajes se editan desde la Moncloa y Gabilondo se limita a bajar la cabeza: quien se examina en Madrid es Pedro Sánchez y él es quien puede ser derrotado.

| Fernando de Rosa Opinión

 

Uno de mis escritores preferidos es Vicente Blasco Ibáñez, sobre todo, cuando describe magistralmente personajes, sociedades y sentimientos. Una de las novelas que mejor recrean personalidades complejas es “Flor de mayo” en un contexto maravilloso que es el mar mediterráneo y la lucha por la supervivencia dentro de un mundo de venganzas nacidas en la mediocridad.

Pero lo más sugerente es que la “flor de mayo” es una planta que cuando crece de forma silvestre, es decir, libre, su color es blanco y cuando se cultivan, es decir, sin libertad, son rosas o púrpuras. Por eso es necesario poner en relación la novela y la flor, las personalidades complejas y la libertad, pero sobre todo su eclosión en el mes de mayo.

Estamos ante unas elecciones en la Comunidad de Madrid donde se debe analizar dónde se desarrolla mejor la sociedad, si en cautividad o en libertad.

Candidato Sánchez

Ya es sabido que el candidato de la izquierda es Pedro Sánchez, ya que Gabilondo cada vez esta más desaparecido de lo soso e insípido que resulta, más o menos como un mal cocido madrileño, por eso no vale la pena intentar saber cuál es su discurso, puesto que los mensajes se editan desde la Moncloa y Gabilondo se limita a bajar la cabeza.

 

Sánchez insulta, Gabilondo mira al tendido con cara de no saber qué decir, pero lo más divertido es que cuando logra articular un discurso es para decir que hará lo mismo que ha hecho Ayuso: bajar impuestos, construir hospitales, abrir la hostelería y apoyar a los autónomos.

La presencia del candidato  Sánchez es permanente y como en la novela de Blasco Ibáñez,  manda poco a poco a Gabilondo hacia el fondo de la irrelevancia, como en los naufragios que describe Blasco Ibáñez en su novela.

Madrid elige entre esta candidatura púrpura o entre la candidatura blanca de Ayuso y decidir si su “flor de mayo” florece mejor en libertad  o en cautividad

Pero lo más humillante es que no se cansa de ponerle guardianes de la ortodoxia socialista. Así, su número dos, es Hana Jalloul, la responsable del desastre de la migración llegada a Canarias donde miles de personas estuvieron hacinadas como animales en el muelle de Arguineguín, llegando a ser expulsadas del improvisado campamento cientos de ellas sin saber dónde comer o dormir. Esa es la candidata estrella socialista. Como para fiarse de ella.

Igualmente, le han puesto de acompañante a Irene Lozano, cuyo éxito más relevante es su colaboración literaria con Pedro Sánchez, cambiando de puesto político cuatro veces en seis años y en esta ocasión ha dejado un reguero de enfrentamientos en el deporte español.

Los hombres de negro de Moncloa

La tercera candidata, en esta ocasión oficiosa, es la ministra Reyes Maroto, flamante futurible vicepresidenta económica de Gabilondo, el cual no lo sabía y que se ha enterado al tiempo que el resto de los madrileños.

Lo más asombroso que la ministra es la responsable de la Industria, Comercio y Turismo del Gobierno, huelga decir cómo ha abandonado a los autónomos que sostienen la columna vertebral de nuestra economía: comerciantes, hoteleros, agencias de viajes, ocio, restauración y todos aquellos que viven del turismo.

 

Se están escuchado voces que afirman que el candidato Gabilondo y el partido socialista madrileño están siendo intervenidos por los hombres de negro de Moncloa, en este caso por tres mujeres. Sin duda, Madrid tendrá que elegir entre esta candidatura púrpura o entre la candidatura blanca de Ayuso y decidir si su “flor de mayo” florece mejor en libertad  o en cautividad.

Si prefieren que el barco de la comunidad madrileña navegue con viento de libertad o naufrague a causa del infierno fiscal que se diseña desde la Moncloa y que ejecutarán estas tres mujeres púrpura, porque Gabilondo es y seguirá siendo irrelevante.