| 21 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Senado de España
Senado de España

La carta viral de un alcalde de la España vacía que desmonta el Senado

El alcalde de Camporredondo, en Valladolid, critica la Cámara Alta y su estructura después de que le hayan exigido que “rebautice” la calle Calvo Sotelo

| Mr. Meme Opinión

Si preguntásemos a todos los políticos de España si el Senado es una institución perfecta, seguro que ninguno respondería afirmativamente. Todos los partidos, sin importar su ideología, están de acuerdo en que la cámara de representación territorial no está bien estructurada ni tiene la utilidad que se le iba a dar inicialmente. 

Y el último político en mostrar su descontento no forma parte del panorama nacional. De hecho, es uno de esos cargos públicos de lo que se llama desde hace poco “la España vacía”: Esos pueblos que se han quedado casi sin población por la huida de los jóvenes a las grandes ciudades en busca de oportunidades y que están dejando morir a estos ayuntamientos. 

Se trata de Javier Izquierdo, alcalde de Camporredondo, en Valladolid, por el Partido Popular, quien ha escrito una carta que ha hecho llegar al Senado y que se ha vuelto viral en todas las redes sociales. Y es que lo que refleja en sus palabras son verdades como puños que pueden molestar mucho a la presidencia de la cámara, en manos de Ánder Gil, del PSOE. 

La carta empieza diciendo que en el Senado no saben ni localizar su ayuntamiento en el mapa, pero, sin emabargo, sí tener la capacidad de enviar un requerimiento "por estar incumpliendo la Ley 52/2007" sobre una calle de su municipio que tiene el nombre de Calvo Sotelo, la cual le mandan cambiar cuanto antes.

"Todo ello en base al 'trabajo de investigación del Gran Tour del Franquismo', del que ustedes nos envían un enlace web y nos indican que ha sido publicado en numerosos medios de comunicación, como que dichos datos aportaran de por sí un rigor histórico y una legalidad que desde luego no posee”, ha rematado el alcalde en una soberbia bofetada a la institución. 

El alcalde también tiene deseos, ya que dice que ojalá el Senado se interese "por las necesidades, carencias, problemáticas de este municipio, y en definitiva, de sus vecinos, ya que ellos, forman parte de la España no vacía sino ya vaciada y olvidada”. Porque, para el popular, solo llegan “recaditos” del Senado en forma de impuestos. Unos impuestos que, recalca, pagan los gastos de la propia Cámara Alta. 

Javier Izquierdo: "Con tanto trabajo diario que tiene y un salario 'ínfimo' de 86.004,80 euros, se le ha olvidado especificar qué 'Calvo Sotelo' incumple la Ley. (...) Por si no lo saben todos ustedes, hay dos posibles personas que merecen el nombre".

Izquierdo afirma en la carta que no ha adoptado ni va a adoptar en el futuro “acuerdo alguno” sobre cambiar el nombre de la calle de Calvo Sotelo, ya que ello “supondría adoptar un acto contrario al ordenamiento jurídico, es decir, nulo de pleno derecho”.

Y es que el alcalde ha tenido también palabras y “zascas” hasta para senadores como Carles Mulet, conocido por representar a Compromís en la cámara. "Con tanto trabajo diario que tiene y un salario 'ínfimo' de 86.004,80 euros, se le ha olvidado especificar qué 'Calvo Sotelo' incumple la Ley 52/2007, existiendo por si no lo saben todos ustedes dos posibles personas que merecen el nombre de un vial en cualquier municipio no solo de España sino también de cualquier país que se considere democrático”, le ha espetado. 

La carta finaliza con un alegato por la memoria y honra de las víctimas de ETA y un repaso descomunal a los dirigentes del Senado, entre ellos Ánder Gil y Carles Mulet: "No nos consta que el Senado que usted preside, ni Carlos Mulet ni ningún otro miembro de la Mesa de la Cámara haya adoptado acuerdo alguno para defender la memoria de las más de 800 víctimas”.