| 26 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y Adriana Lastra
Pedro Sánchez y Adriana Lastra

Soltar lastre

Cuando un partido cae en picado es necesario echar lastre para mantenerse a flote, y eso es realmente lo que está pasando al Partido Socialista de Pedro Sánchez.

| Fernando de Rosa Opinión

Fernando_de_Rosa_1

En una poesía del maestro Mario Benedetti, se pone de manifiesto lo importante que es en la vida soltar lastre en el momento adecuado. Así, en este poema, el escritor  uruguayo dice: “No te rindas, aún estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo, aceptar tus sombras, enterrar tus miedos, liberar el lastre, retomar el vuelo”.

Seguramente esta reflexión estará sobre la mesa de Pedro Sánchez tras la debacle sufrida por el Partido Socialista en las elecciones de Andalucía el domingo pasado, sobre todo, la referencia a “liberar lastre”. Porque lo primero que tendría que hacer es soltar el lastre que supone Adriana Lastra que, haciendo un juego de palabras, evidentemente es una carga, ya que cada vez que habla, lastra al Partido Socialista.

No diré que sea la culpa de la vicesecretaria socialista el hundimiento electoral de los socialistas andaluces el 19 de junio pasado, pero contribuyó al descalabro con sus declaraciones tan desafortunadas llamando a las protestas callejeras

Lastra ha utilizado el miedo a Franco, ha activado la alarma antifascista con el resultado que vimos el domingo 19 de junio, ha arengando a militantes socialistas para que tomaran las calles para negar el resultado electoral y se conformara un gobierno legítimo, y tras las elecciones, ha salido en los medios televisivos con una cara entre avinagrada y de funeral deslegitimando el triunfo del Partido Popular utilizando un nuevo argumento al que añadir a los anteriores: “Juanma Moreno ha ganado con mayoría absoluta gracias a los fondos que le ha enviado el gobierno”, por lo que siguiendo el hilo argumental  se deduce de sus declaraciones que el ganador en Andalucía ha sido Pedro Sánchez.

Adriana Lastra es un verdadero lastre para el gobierno, ya que cada vez que habla se trasvasan miles de votos al Partido Popular, por su clara incontinencia verbal. Es la clase de política que solo sabe insultar y poner cara de asco cuando se refiere a sus adversarios políticos. El lastre de Lastra no solamente ha quedado acreditado en las elecciones andaluzas, sino que su historial de improperios es numeroso.

El lastre en el Partido Socialista no solo se llama Lastra, sino que hemos visto en esta campaña electoral otros hechos que sin duda han contribuido al batacazo

Así pues, se refirió a Feijóo como el líder que “exalta la corrupción y alaba la deshonestidad”. Describió los congresos celebrados por los populares en Galicia y Madrid como “descomposición moral”. Por el contrario, ha defendido los pactos con los filoetarras de Bildu, afirmando “que Bildu apoye las cuentas del Estado es normalidad democrática y que la izquierda abertzale esté en las instituciones es un éxito”, y todo ello, sin que se le caiga la cara de vergüenza.

Pero el lastre en el Partido Socialista no solo se llama Lastra, sino que hemos visto en esta campaña electoral otros hechos que sin duda han contribuido al batacazo, entre ellos, es destacable la utilización de las cuentas oficiales del Ministerio de Justicia, por parte de su titular, para pedir el voto a las candidaturas socialistas, y el baile surrealista de la ministra Mª Jesús Montero antes de salir a dar un mitin en la localidad andaluza de Cártama.

El verdadero lastre es Sánchez

Cuando un partido cae en picado es necesario echar lastre para mantenerse a flote, y eso es realmente lo que está pasando al Partido Socialista de Pedro Sánchez, el cual haría bien en leer y releer a Mario Benedetti y empezar a soltar el lastre de las  múltiples “Lastras, Lastros” que hay en el gobierno y en su partido, porque si no se hundirán de forma irremediable los miles de alcaldes y concejales socialistas que tienen que examinarse dentro de poco más de 300 días en las elecciones municipales y autonómicas del 2023.

Aunque sinceramente pienso que el verdadero lastre que hunde a la izquierda española hasta la profundidad del océano electoral es Pedro Sánchez, y esa variable parece que no la tienen asumido, de momento, los dirigentes socialistas. Pero tiempo al tiempo.